Expertos explican la importancia de Fotolog, la primera gran red social del país

Portal de fotografías llegó a tener siete millones de cuentas activas en 2010. Sólo en 2007 se crearon más de un millón.

Hace 14 años Scott Heiferman y Adam Seifer y una persona solo conocida como Spike fundaron Fotolog como un portal para subir y comentar fotografías. El concepto era simple, las personas se creaban un usuario con un nombre original y luego podían ir subiendo sus fotos e ir agregando a una lista de amigos. Esta última característica fue lo que la catapultó para convertirse en una red social.

Fotolog fue concebida como un proyecto abierto, por lo que de inmediato salieron clones. Sólo en Chile se crearon sitios como Fotolog.cl y Jotelog.cl. El primero tuvo mucho éxito en Sudamérica y rápidamente Chile se convirtió en el país con mayor cantidad de usuarios.    

¿Cuál fue la clave del éxito de esta simple red social? A comienzos del 2000, el concepto de red social en Internet no era algo tan popular  como hoy. Por esa época sólo Messenger, la aplicación de mensajería instantánea de Microsoft, era la más conocida en Chile  y el mundo. Sin embargo, a pesar de los tibios esfuerzos de la aplicación por convertirse en una red social, nunca logró posicionarse como tal, siendo desplazada por Fotolog y más tarde por Facebook.

Para Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones de la U. Católica, la popularidad de esta red social en el país, tiene relación con el momento que vivían los jóvenes a mediados de la década pasada. “El boom de Fotolog se dio a la par con la proliferación de las tribus urbanas, jóvenes que buscaban un espacio de expresión”.

Si bien el tope de crecimiento de Fotolog se dio el 2010, cuando alcanzó más de siete millones de cuentas, en 2007, en coincidencia con el boom de las tribus urbanas, fue el año de más rápido creció, con la creación de más de un millón de cuentas en tan sólo seis meses.  

Fotolog fue un anticipo de la afición local por la redes sociales. Según ComScore, Chile lidera hoy el uso de redes sociales en Latinoamérica.

“Tiene que ver con algo más bien cultural, en Chile la gente tiene miedo a decir lo que siente directamente, por eso prefiere expresarse a través de las redes sociales, por ejemplo, en la universidad generalmente la gente no hace ninguna pregunta, pero después a través de una red social, los alumnos si opinan o muestran su descontento”, señala Halpern.

Ignacio Bugueño, editor del sitio elswitch.cl, dice que la gracia de Fotolog fue que era un mundo totalmente abierto para los jóvenes. “Se extendió rápidamente porque al igual que Instagram, era un vehículo para que los adolescentes pudieran compartir momentos, antes que de que existieran los estados de Facebook”.

Para José Miguel Ventura, gerente comercial de Gfk Adimark, marcó un hito importante para un número significativo de jóvenes de comienzos del 2000. “Eran momentos en el que aún el acceso a Internet era limitado y no existían los dispositivos actuales como smartphones o tabletas, que hoy hacen que el compartir ideas, fotos, o videos sea realmente muy fácil. 

El fin de una era

Con la aparición de Facebook y su integración con muchos servicios en sólo una plataforma, Fotolog comenzó a desvanecerse, principalmente porque la red no supo adaptarse a los nuevos requerimientos de la web. Por ejemplo, sólo permitía subir fotos y ya para 2010, la expansión de los videos era incontrolable, fenómeno que fue acaparado por YouTube.

Para Bugueño, Fotolog fue una buena idea que no supo adaptarse con el tiempo. “Tan pronto como otros servicios permitieron subir más fotografías sin pagar o mayores funciones sociales, quedó relegado a segundo plano. Con un poco de visión podría haber evolucionado en algo como Instagram”.

Una de las características más populares, peor luego más criticadas era que para subir más fotos o poder recibir más comentarios, era necesario pagar una suscripción, algo impensado hoy en Facebook, en donde se pueden colgar fotos ilimitadamente.

#Tags


Seguir leyendo