Hans Podlipnik, el primer tenista verde

El jugador nacional será el único deportista en el mundo que luzca el logo de Greenpeace en su indumentaria.

Mientras camina por las canchas del Club Providencia, Hans Podlipnik llama la atención, no sólo por su característico andar erguido, sino por cómo está vestido. Esta vez su indumentaria no es la tradicional, ya que su polera y short lucen algo especial y muy poco frecuente. Es el logo de Greenpeace, la organización ambientalista más importante del mundo y de la que el tenista de 26 años es socio hace bastante tiempo.

Esta iniciativa surgió de la inquietud del jugador por apoyar de una manera distinta a la organización. 

“Desde los 14 ó 15 años que me he involucrado en diversas causas. Y como viajo tanto por el mundo, se me ocurrió esta idea de apoyar sin tener que estar siempre en el mismo lugar”, relata.

“Hace mucho que quería hacer algo por el medio ambiente. Como llevaba bastante apoyando a Greenpeace, se me ocurrió que la mejor manera de hacerlo era marcando un hito en la historia del deporte y proponiéndoles que en vez de jugar con marcas, como Nike, Adidas u otra, lo hiciera con el logo de Greenpeace. La idea les encantó y nació una linda relación”, detalla. 

Eleanor Palmeiro, encargada de fidelización de la ONG, destaca que “es una de las acciones más fuera de lo común que se haya visto. Es algo único a nivel mundial y que permitirá que las problemáticas se hagan conocidas, porque además él es nuestro embajador de Chile para el mundo”.

El acuerdo no significa ingresos económicos para ninguna de las partes. “Hicimos un intercambio. Yo conseguí unas poleras y ellos se comprometieron a estampar el logo”, añade el tenista.

También en Copa Davis

El interés de Podlipnik es tal que, incluso, podrá jugar la serie ante Barbados por la Copa Davis con esta nueva ropa, luego de pedir una autorización especial.

“Para la Davis no estaba permitido jugar con indumentaria que incluyera una promoción de este tipo, pero pedimos permiso a la ITF y nos dieron luz verde”, apunta el 295º del mundo.

Mientras que Palmeiro resalta que “el hecho de que Hans juegue la Copa Davis con nuestro logo en la camiseta será una tremenda oportunidad para nosotros”.

Eso sí, todavía no está claro que sea obligatorio que sea singlista el primer día, pese a que desde la Federación de Tenis así lo aseguraban hace algunos días, ya que el reglamento permite que no sea incluido en la jornada inaugural.

Ahora su misión está enfocada en interiorizarse todavía más en la causa que defenderá. “Como embajador tendré que estudiar e informarme y ser un buen representante de Greenpeace en el mundo, para que cada vez que me pregunten sepa responder bien sobre todo lo que la organización realiza”, explica.

Además, intentará motivar a más deportistas para que se puedan sumar a esta iniciativa. “Hay muchos tenistas, desde el 50º del mundo hasta el 2.000º, que no tienen auspicio de ropa y que podrían hacer lo mismo que yo”, sostiene.

Seguir leyendo