Iván Fuentes: "Jamás pensé vivir una situación como esta"

Iván Fuentes

02 de Marzo del 2017.- Fotografias al diputado, Iván Fuentes, en el patio del Cogreso Nacional. Foto: Dedvi Missene

El diputado y ex dirigente pesquero aborda el denominado caso Fipes, donde está siendo investigado por presunto financiamiento irregular de su campaña y cohecho. A cinco años de las protestas en Aysén, hace un balance positivo de lo logrado -"antes del movimiento nosotros no existíamos para Chile", dice- y sincera que, pese a todo, disputará su reelección.




Es jueves 2 al mediodía la sesión de la Cámara ya ha finalizado y, con eso, la primera semana del nuevo año legislativo. Iván Fuentes (ind. pro DC) se dirige a su oficina, en el piso 11, donde también están las de los parlamentarios de la DC, sus compañeros de bancada. Al día siguiente, como todos los viernes, tomará el primer vuelo a Aysén, su región, en la que espera ser reelecto como diputado en las parlamentarias de este año y donde asegura sentirse querido y respaldado, pese a la investigación judicial que indaga financiamiento irregular y cohecho por parte de las pesqueras.

Dice que ha pasado tiempos difíciles. El año pasado un reportaje de TVN reveló que usted recibió dinero de una gran pesquera cuando era candidato. Más allá de que hay una investigación judicial que está en curso, ¿cómo ha vivido este episodio?

Me crié con papás adoptivos, tengo el cuarto medio... De las cosas difíciles que he pasado en mi vida, yo creo que esta ha sido una de las cosas más tristes que he tenido que vivir, porque jamás pensé vivir una situación como esta. Jamás vine a la política para darle un grado de tristeza a la gente. Dicen 'ay, el Iván igual está metido en no sé qué'... Yo no vine a eso al Parlamento, vine a hacer un aporte, a entregar un mensaje. No pensé hacer grandes leyes, pero dije voy a entregar un mensaje de cariño, de amistad, de sintonía nacional, a eso venía. El tiempo va a ir corroborando las cosas, va a ir viendo que yo soy como soy y seguiré siendo lo que soy. Así que nada, estas cosas suceden y esperar que este trago amargo pase pronto y las cosas sigan su curso. Este mundo político es de muchos codazos, de mucha trampa, hay alguien que tiene que ganar un espacio, pero para ganar ese espacio tiene que hablar mal de otro.

¿Cree que lo han intentado perjudicar con lo que ha pasado?

Sí, también tiene mucho de eso.

Pero, ¿alguien en específico?

No lo sé. Yo no sabré quién fue. Acuérdate que hablaban de un pendrive, no se supo quién era, y bueno, lo importante es que yo digo el tiempo les da razón a las cosas no más. Voy caminando haciendo mi trabajo, voy a seguir en eso. En el sentido personal estoy tranquilo. Primero se dijeron muchas cosas, que 'ahora que es diputado se cree importante' y qué importancia tiene el cargo, la importancia de uno es ser humano.

¿Usted pensó en algún momento en dejar la política? Mientras estuvo en el ojo del huracán de las críticas, en las redes sociales, con una investigación en curso. ¿Pensó en algún momento en no repostular?

Es que en ese momento lo que menos puedes es pensar en no estar, porque si dejas de estar ahí, en este instante, asumes todo lo que digan. Yo estoy aquí y camino por el mismo lugar de siempre y voy en el mismo vagón de siempre. La justicia tiene los antecedentes en sus manos. Yo he sido colaborante en el sentido de que me han dado la posibilidad, porque en estas cosas de los cargos tienes algunas ventajas, te preguntan ¿nosotros vamos o usted viene? y yo digo no, yo voy. Y todos los antecedentes que me han solicitado los he entregado. Así que están ahí todos mis correos, todas mis cosas. Dios tiene un destino trazado para mí, Dios tenía un trazado para mi persona. Yo no pude haber llegado a la política nunca si Dios no hubiese querido. Él lo sabe mejor que yo y confío plenamente en que vendrán tiempos mejores.

En este caso que está investigándose también estuvo involucrado el senador Patricio Walker (DC), quien fue sobreseído. ¿Cuál es su relación actualmente con él?

Mi relación con el senador no es del minuto en que yo soy candidato. Yo lo conozco cuando nos habíamos quedado sin senador en la región por todas las cosas que pasó el senador Adolfo Zaldívar. Aunque nunca había hecho campaña, lo conocí y decidí acompañarlo en la campaña.

Pero ¿actualmente están en contacto?

Sí, por supuesto. Nosotros trabajamos juntos en la región. Además, yo guardo buena relación incluso con los parlamentarios de la oposición, aun votando muy distinto en muchas cosas.

Durante el verano, usted dio una entrevista a un medio local de Aysén y confirmó su deseo de ir a la reelección. ¿Cómo y cuándo tomó esta decisión? ¿Lo conversó con su familia?

Hubo varias cosas, como las que se decía que yo me iba de la región, y ese es un daño que me estaban haciendo políticamente. Que Iván Fuentes se va de la región, que tiene un nicho en otro lado, que ya está arreglado con no sé quién. Muchas especulaciones, y no es así. La base fundamental de mi vida es mi familia. No voy a ir contra aquello. Si hay sintonía familiar y acuerdos, enfrentamos, pero si no lo hay... Es más, la primera vez, cuando lo conversamos con mi señora, no tenía muchas ganas de que yo fuera candidato, y cuando lo conversamos bien y aceptó y tomé la decisión, pero la tomamos juntos. Y esta vez también fue así.

Usted que estuvo durante febrero en su región, ¿cómo fue la recepción de la gente? ¿Siente que la gente se contaminó con las acusaciones en su contra?

Mira, todo lo contrario. La gente sabe bien el trabajo. Yo a veces decía, le reclamaba al equipo allá en Aysén para ser bien sincero. Les decía a los chicos ¿oye, pero están comunicando lo que hacemos? Porque uno tiene esos temores. Igual tengo un programa radial, pero uno no puede estar en todos los medios, y si los medios quieren te entrevistan de lo que es noticia, pero no de lo que es tu trabajo. Sin embargo, cuando voy a la comunidad dicen: ¡Don Iván, qué buena la idea que usted presentó respecto de la mujer costera! Otros que dicen: 'Oye, Iván, échale pa'delante no más, nosotros estamos siempre contigo'. Esas muestras de cariño las he recibido siempre.

De manera global, ¿cómo ha sido su experiencia como parlamentario?

Vertiginosa, rápida, solitaria. Viajo todos los lunes para acá y viajo todos los viernes para allá, porque los jueves no tengo vuelo. La sesión termina a la una, salgo y no me puedo ir ese día. Ha sido bonito el trabajo, he podido hacer cosas para la comunidad y, siendo muy sincero, también he podido hacer cosas para mí que no habría podido hacer sin ser diputado, como apoyar a mis padres.

Usted era un dirigente social y ahora es diputado y, como dicen, otra cosa es con guitarra. ¿Cuánto cree que puede hacer desde esta posición?

Acá la posibilidad que tiene distinta uno es que no sueltas la hebra. Por supuesto, si quieres. El que tiene las garras, no suelta la hebra. Va por un proyecto y lo sigue y lo sigue y busca. Estás adentro. En cambio, afuera tú tienes la hebra en tus manos cuando hacíamos la movilización y tenías que ser tan fuerte, tan potente para que no se te suelte. Por eso es que las protestas eran "a morir, perro" como decimos nosotros. No podíamos soltarla. Era ese el minuto. Es muy importante tener un ministerio del mar, por ejemplo, y esa lucha la puedo dar desde aquí. Por eso digo que estuvo bien no más haber venido, a pesar de que he tenido momentos de mucha tristeza.

Actualmente, los políticos no gozan de buena evaluación ciudadana. ¿Cómo ve esto? ¿Por qué cree que se da?

Se da porque es tortuosa la espera. Con los incendios, dime tú. Bueno, pasó el incendio de Valparaíso, qué sé yo. Bueno, ¿y los políticos no aprenden? Eso es lo que dice la gente. ¿Pasó esto y no aprendieron? ¿No aprendieron que hay que implementarse? ¿Y qué está haciendo el Estado? ¿Qué hacen estos tipos que están adentro en ese palacio que se llama Parlamento y no se apuran? Claro, nosotros queremos apurar, pero resulta que hay proyectos que están estancados porque desde Hacienda dicen sabes qué, no alcanzaron los números. La gente rompe en enfado y no rompe en enfado contra el ministro ni contra la derecha, ni contra la izquierda: rompe en enfado contra la política y la política es la que se desprestigia en definitiva.

Se le ve poco en el Congreso, es más bien esquivo con la prensa, ¿a qué se debe esto?

La verdad es que ha habido situaciones... Para nadie es desconocido lo que pasó conmigo. Lo que he tenido que vivir durante este tiempo respecto del cuestionamiento, y he tratado de hacer mi pega en la región. Lo subo a Facebook y ahí están los videos de las cosas que hacemos.

Usted es independiente, pero está en la bancada DC y la DC, como muchos partidos políticos, está enfrentando el proceso de refichaje. ¿Le han pedido militar?

No ha habido una intención de decir así oye tienes que militar. Nadie ha sido como que hayan querido forzar algo, han sido muy respetuosos y yo he manifestado también mi postura, me mantengo independiente.

A principios de febrero se cumplieron cinco años del movimiento social de Aysén, donde usted actuó como vocero. ¿Cómo está la región actualmente?

Empezando, porque antes del movimiento social nosotros no existíamos para Chile. Han cambiado muchas cosas, cosas que no teníamos en la región. Con la Ley 20.655 se nos otorga la posibilidad de tener una zona franca y en mayo del 2016 ya fueron comprados los terrenos. También se habló de bonificación a la calefacción que hoy día está favoreciendo a 24.000 personas de la región. Eso no existía antes del movimiento de Aysén, nada. Decir que hoy tenemos una estación de hemodiálisis que atiende en Aysén, duplicación de paramédicos en las postas, fondo especial para traslado de pacientes, una universidad que comenzará ahora en marzo con seis carreras de 10. Hoy día hay telefonía en lugares que ni te podrías imaginar. Hay cosas que faltan y en eso no puedo estar conforme, pero sí estoy graficando lo que hemos ido alcanzando. A veces la gente dice oye, no se hizo nada. Pero claro, las cosas van andando y se le dan nombres no más. No se dice oye, esto lo pidió el movimiento social de Aysén.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.