La mitad de los chilenos teme envejecer

Sólo un 31% declara sentir algo de agrado con la idea de la vejez, reveló el estudio Chilescopio. Además, el 40% dice que le gustaría vivir sólo hasta los 80 años.

Las estimaciones del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) indican que en el año 2030 el 23% de la población chilena sobrepasará los 60 años. Según esas proyecciones, Chile se convertirá en el país más longevo de Sudamérica.

Un dato no menor considerando que hoy la mitad de los chilenos tiene miedo de envejecer. El estudio Chilescopio, realizado por la consultora Visión Humana a 2.030 personas de las principales ciudades del país, constató que el 49% de los chilenos reconoce sentir poco agrado ante la idea de llegar a la vejez. Sólo un 31% dijo sentir algo de agrado y el 16% percibe esta etapa de la vida de forma complaciente.

El sondeo, realizado este año, reveló, además, que esta idea es menor en los mayores: el 50% de los encuestados de entre 15 y 59 años muestra rechazo al concepto de envejecer, cifra que disminuye a partir de los 60 años al 43%.

La antropóloga y académica de la Universidad de Chile Paulina Osorio dice que una de las principales razones que justifican este temor tiene que ver con el desconocimiento y la incertidumbre.

“Lo que efectivamente se sabe sobre la vejez son aspectos muy negativos de la vida, por lo tanto, nadie quiere llegar ahí. Si bien es una etapa por la que todos vamos a pasar, existe una negación debido a lo que pudiera significar el envejecimiento en términos de mayores vulnerabilidades, condiciones de vida y reducción de apoyo”, dice.

Esta percepción negativa se traduce en un 40% de personas a las que les gustaría vivir sólo hasta los 80 años, contrastado con un 22% que quiere llegar a los 90 y un 10% que viviría hasta los 100 años.

Esta preocupación coincide con el Índice de Calidad de Vida en la Vejez del Senama, que señala que una de las principales inquietudes del adulto mayor es tener que depender de otras personas, situación que aumenta después de los 80 años.

“Desde el punto de vista estadístico, el 85% de las personas es autónomo y el 15% restante es dependiente. El problema es que sobre los 80 años aumenta en forma considerable la cantidad de personas que tienen un grado de dependencia cognitiva o física”, explica el director del Senama, Rubén Valenzuela.

El Chilescopio dice también que enfermarse constituye el mayor miedo de los chilenos a la hora de pensar en el futuro (53% de los encuestados dijo que es la principal razón por la que teme envejecer), mientras que un 31% argumentó los problemas económicos.

Además, la cifra más baja en términos de felicidad identificada por el estudio corresponde al segmento adulto mayor. Sólo un 55% declaró ser feliz o muy feliz, situación que según Wenceslao Unanue, director del Instituto de Bienestar, discrepa de la realidad internacional, en la que los niveles más altos de felicidad se identifican en las etapas de la juventud y la adultez.

“Una de las hipótesis que manejamos tiene que ver con la relación que se establece entre la visualización que tienen los adultos mayores del futuro y el sistema previsional. Cuando las personas entran a la adultez se dan cuenta de que aparte de tener pensiones miserables tienen que seguir trabajando y los sistemas de salud no son lo que ellos desearían”, dice Unanue.

Para Patricio Polizzi, director general de Visión Humana, hoy no estamos preparados para el envejecimiento poblacional. “El futuro es algo incierto y particularmente relacionado con la vejez no es un concepto que esté bien visto. Somos un país que está siendo cada vez más viejo en términos de la edad de su población y es bastante disonante que la vejez aún siga siendo algo tan negativo”, dice.

(PARA VER MEJOR LA INFOGRAFIA, HAZ CLICK AQUI O EN LA IMAGEN)

imagen-ten-vejez

Seguir leyendo