La ruta por los imperdibles barrios gastronómicos de Santiago

Desde los exclusivos restaurantes de Vitacura hasta las mejores picadas del Mercado Central destacan en este listado caracterizado por la buena mesa. Una interesante alternativa para conocer durante este invierno la mejor cocina chilena e internacional.<br>




Las frías jornadas de invierno son la ocasión ideal para salir a disfrutar un buen plato, acompañado del mejor vino chileno y en la compañía de amigos. Afortunadamente para los santiaguinos, la oferta gastronómica es amplia y en algunos barrios, se puede acceder a diferentes alternativas en el mismo sector.

Una buena alternativa es Vitacura, cuya oferta gastronómica se concentra en dos sectores (que se ubican relativamente cerca). Uno es Nueva Costanera, el hito gourmet de Santiago, que cuenta con elegantes restaurantes, considerados entre los más exclusivos de la ciudad. Entre estos destacan La Mar y Puerto Fuy, para disfrutar productos del mar y recetas peruanas. Otro lugar es Borde Río, que posee una oferta más variada. Aquí se pueden comer carnes, comida japonesa y buenas pastas.

Durante la historia de la capital, Bellavista se ha caracterizado por ser un barrio bohemio por sus pubs, discotheques y buenos restaurantes. Entre sus diferentes alternativas destaca el Patio Bellavista que agrupa varios locales con diferentes propuestas. Por otra parte, ubicada prácticamente a los pies del cerro San Cristóbal, encontramos la "sanguchería" Fresia, donde puede probar el completo italiano con mayonesa casera ($ 1.500) o la mechada chilena ($ 3.200). También tiene la opción de pan integral si prefiere algo más light. Otra opción es el Mosai Café, que se ubica en Bellavista 052, 2º Local 86 (también puede encontrarlo en Las Condes, en Avenida Cuarto Centenario 981, 2º piso). De 12 a 21 horas hay 40% de descuento: puede compartir una pizza familiar napolitana por $ 6.250.

El barrio Patronato, lugar ideal para disfrutar comida barata, simple y en grandes cantidades. Este barrio, caracterizado por la cantidad de inmigrantes que circulan por sus calles, agrupa restaurantes de comidas típicas de diferentes etnias y naciones, destacando principalmente la comida coreana, que tiene al Sukine (Antonia López de Bello pasado Patronato) como estandarte. En Avenida Perú también hay excelentes locales para probar la comida árabe, con platos como el mixto árabe, schawarma y el falafel.

Por su parte, el barrio Lastarria es la mejor opción para disfrutar un buen café en un ambiente cultural y bohemio a pasos del centro de Santiago. Existe una amplia variedad de cafeterías, como el Café Mosqueto (Mosqueto 440) o el Café de la Barra (José Miguel de la Barra 455). Otro imperdible es el Emporio La Rosa, donde se preparan algunos de los mejores helados de la ciudad. Para platos más elaborados, una buena opción es el Gatopardo (José Victorino Lastarria 282) y Casa Lastarria (Lastarria 70).

Para los que prefieren las picadas y restaurantes atendidos por sus propios dueños, la mejor alternativa es el Mercado Central, ubicado en pleno Barrio Mapocho. Este lugar es ideal para disfrutar productos del mar, como chupe de locos, machas a la parmesana, caldillo de congrio o diferentes tipos de pescado. Bajos precios, buena comida, grandes cantidades y una excelente atención son las principales credenciales de estos locales. Al otro lado del río Mapocho se encuentra la Vega Chica (a un costado de la Vega Central), donde se pueden degustar diferentes platos de comida chilena a excelentes precios.

En el Barrio Mapocho también se encuentra uno de los locales más clásicos de Santiago como es La Piojera (Aillavilú 1030), lugar de reunión de los "huachacas" y bohemios que por décadas han disfrutado de sus perniles, arrollados y sus "terremotos", pipeños y la cola de mono. Su ambiente y buena atención lo convierten en otro imperdible de la gastronomía de Santiago.

En Estación Central encontramos otro clásico, "El Hoyo" (San Vicente 375, esquina Gorbea), considerada la mejor picada del Bicentenario por la Guía Culinary gracias a sus platos típicos de la comida chilena, donde destacan las prietas, arrollados y puré picante, todo en un ambiente que revive las raíces nacionales.

La oferta gastronómica de Santiago es amplia, permite disfrutar diferentes preparaciones y sabores. Pero principalmente, permite conocer diferentes sectores de la ciudad y la identidad de sus barrios según su gastronomía, consolidándose como una excelente forma de conocer un lado diferente de la capital.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.