Las dudas que rodean la muerte de menor de 13 años en Temuco

Hoy cuatro personas fueron formalizadas por el delito de homicidio calificado, tras asesinar al menor acusado de haber violado a una niña de cinco años.

Durante el fin de semana se conoció el caso de un menor de 13 años que fue asesinado en Temuco por los padres de una niña de cinco, junto a otras dos personas. ¿El motivo? era acusado de haberla violado. Pero hoy todo está en duda.

De acuerdo a un informe del Servicio Médico Legal (SML) la menor no tiene indicios de haber sufrido una violación, por lo que los motivos esgrimidos por los padres de la niña están en duda y siendo investigados por la Fiscalía.

Hoy fueron formalizados  por el delito de homicidio calificado en calidad de autores Johana Mora Villagrán, Pablo Morales Correa, Abraham Bravo Palma y Víctor Chanqueo Morapara, quienes quedaron con prisión preventiva por lo menos durante los seis meses que dure la investigación.

La audiencia arrojó antecedentes que sólo dejan más dudas en el caso. De acuerdo a lo relatado a La Tercera por Roberto Garrido, fiscal vocero de La Araucanía, el domingo por la tarde la supuesta víctima llegó junto a su hermana a la casa, con el rostro enrojecido, por lo que su padre de inmediato pensó que algo le había pasado, sin embargo, no le consultó. Momentos después escuchó una conversación entre las dos niñas, suponiendo que la menor había sido violada por el niño de 13 años.

De esta forma, pidió ayuda a su pareja, a una compañera de trabajo, y al dueño del inmueble en el que el menor se estaba quedando, para cobrar venganza.

Fue entonces cuando amarraron al niño a una silla y lo sometieron a distintos golpes por un periodo de 12 horas, provocándole la muerte por asfixia por sofocación, con una bolsa y una almohada. El cuerpo fue encontrado con varias heridas y cortes en la cara.

Ni la policía ni la fiscalía han tomado contacto con la familia del menor, debido a que se encontraba bajo el cuidado de un hogar del Sename, en circunstancias que aún se investigan. Como también, una supuesta enfermedad mental que habría heredado de su padre.

La niña será sometida a nuevos exámenes, para determinar las heridas y en las condiciones que llegó a su hogar.

Seguir leyendo