Los detalles del inédito y millonario aporte de capital del gobierno a TVN

Autor: La Tercera

La Presidenta firmó un proyecto que permitirá una inyección de US$ 70 millones bajo el argumento de la nueva televisión digital. Capitalización será la primera en 25 años. Senadores de oposición atribuyeron la propuesta a la crisis del canal y anunciaron su rechazo.

“Conducir y financiar la TV pública es un asunto complejo, y hoy lo es más”, dijo ayer la Presidenta Michelle Bachelet, antes de firmar la indicación sustitutiva al proyecto que se espera deje a TVN listo para enfrentar los nuevos tiempos televisivos, y que, además, crea un canal educativo-cultural prometido en campaña y anunciado el 21 de mayo de 2015.

A dos días de una nueva cuenta pública, La Moneda puede así introducir la señal cultural en el listado de proyectos en marcha. Claro que  en los últimos doce meses hubo cambios que dificultaron el proceso: la agudización de la crisis de TVN, que perdió $ 25.992 millones en 2015. Un año antes había perdido otros $ 6.593 millones. A ello se suma una desaceleración económica que hizo que la carpeta con el proyecto televisivo estuviera varios meses en los escritorios del Ministerio de Hacienda, atendiendo otras prioridades. De hecho, hasta el miércoles se seguía debatiendo entre los ministerios los montos de aportes para el proyecto. Aún no se ha informado el origen de los recursos. El proyecto debería entrar la próxima semana al Senado a través de la comisión de Transporte. 

La indicación sustitutiva a un proyecto que se tramita desde 2008 fue trabajada bajo el alero de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) y participaron asesores como Bruno Bettati y, antes, Pablo Morales. El proyecto introduce varias novedades para TVN, que desde 1992 se rige bajo la Ley 19.132, la que cambió su financiamiento de mixto-estatal a independiente y en base a la publicidad.

Recursos frescos

El primer cambio fundamental es una capitalización de US$ 70 millones, que, según el gobierno, permitirá financiar la modernización de la señal tomando en cuenta las nuevas necesidades que genera la Ley de TV Digital.  Bachelet reafirmó para TVN su misión pública, el pluralismo y la búsqueda de representar la realidad nacional.

Esta será la primera capitalización de TVN en 25 años. La ley de 1992 estableció, en su artículo 25, que TVN no puede obtener financiamiento, créditos, aportes o garantías del Estado. Tradicionalmente, dice un ex ejecutivo de la empresa, los distintos gobiernos desde 1990 en adelante permitieron a TVN retener sus utilidades como una fórmula de financiamiento, con escasas excepciones bajo el primero gobierno de Bachelet, por la crisis de 2008, y el gobierno de Sebastián Piñera, tras el terremoto de 2010.

Esta inyección de fondos será fuertemente discutida en el Congreso. Senadores de oposición que integran la comisión de Transporte ya anticipaban ayer su rechazo.

“Es impresentable que el gobierno, debido a una mala gestión financiera de TVN, quiera destinar platas de todos los chilenos al canal estatal para revertir sus malos resultados, dineros que podrían ser muy bien utilizados en programas sociales. Esperamos que esto en realidad no sea para tapar el grave problema financiero que vive el canal”, dijo Ena Von Baer. Su par, José Manuel Osssandón, coincidió: “El gobierno ha perdido la brújula.  TVN es una empresa que la han administrado tan mal que ha generado pérdidas”.

Canal cultural y directorio

El gobierno anunció otros US$ 25 millones para el ya prometido canal educativo-cultural, que usará una tercera concesión de TVN y será libre de publicidad. La opinión transversal entre convocados a la ceremonia de ayer, ya sea de gobierno o del interior de la señal, es que es un monto bajo para la industria televisiva. Como comparación, TVN tuvo en 2015 costos cercanos a los US$ 100 millones. El bajo monto responde a que el canal fue ideado en una realidad económica distinta a la actual y debió adaptarse a una mayor restricción de recursos.

El nuevo proyecto también modificará el gobierno corporativo de TVN: el directorio subirá de siete a nueve miembros. Y si hasta hoy en su designación se representó básicamente a los dos grandes bloques políticos, lanueva forma de elección modificará aquello. Dos directores serán designados por el Ministerio de Educación y el Consejo de la Cultura, y el resto, vía Alta Dirección Pública.También se creará un consejo consultivo, que velará por la misión de la señal, y será ad honorem; la idea es incluir ahí a los ciudadanos, y que la convocatoria se haga por plataformas digitales.

Cómo financiar

Las fuentes de financiamiento no estarían aún totalmente resueltas. Según fuentes de gobierno, existen básicamente dos opciones. Una es una transferencia de capital con cargo a activos financieros del Fisco (puede ser el Fondo de Estabilización Económica y Social FEES por ejemplo, u otros activos).

La otra alternativa es emitir deuda por el total o parte de los dineros comprometidos, en una operación a nivel local o internacional. Las mismas fuentes comentan que la decisión de capitalizar los recursos para modernización responde básicamente a la delicada situación financiera del canal. El anuncio de la presentación del proyecto fue avisado sólo un día antes al directorio y sus integrantes, incluído su presidente, desconocen el detalle de los anuncios (ver entrevista en página 4) y la forma y oportunidad en que llegarán los nuevos fondos al canal.

Por estos días, TVN vive un leve alivio, gracias a las teleseries nocturnas brasileras. En marzo pasado, Alicia Hidalgo asumió la dirección ejecutiva de la señal; antes se desempeñó en varios cargos del área comercial, incluida la Gerencia General. Ha hecho dupla con Eugenio García en dirección de programación. Si bien hasta el momento el dúo no ha tenido todos los éxitos que esperaban, las teleseries bíblicas les permiten ganar tiempo, ya que son rentables. La sensación es de estabilización, y que aunque todo no va bien, va mejor que durante el año pasado.

#Tags


Seguir leyendo