Martin Gotteland, académico de la U. de Chile y Ph.D. en Fisiología: “Los endulzantes no son tan inertes como se creía”

Autor: J.P.S.

"El más consumido es la sucralosa, pero el consumo de estevia está aumentando porque se considera ‘natural’, entre comillas", agrega el experto.

La primera conclusión que lanza Martin Gotteland, académico de la U. de Chile y parte del equipo del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), es clara y directa: “Hay que tener cuidado con los endulzantes artificiales”. Según el experto, los estudios sobre los eventuales efectos dañinos de estos aditivos aún no son categóricos, pese a lo cual menciona los que advierten los riesgos que hay para lactantes y embarazadas.

¿Qué le parece el cambio que hizo la industria alimentaria al reemplazar el azúcar por estos aditivos?

Actualmente existe una controversia de saber si estos endulzantes son tan inertes como se pensaba al inicio. Hay estudios en animales que muestran que pueden tener un impacto sobre el peso y eventualmente sobre el desarrollo de la obesidad. Se generaliza tanto el uso de estos, que cada vez se hace más complicado encontrar productos procesados que no tengan endulzantes.

¿Existen estudios que hayan demostrado daños a la salud?

Los endulzantes no son moléculas inertes en el organismo, como se pensaba antes. Pueden tener efectos metabólicos o a nivel intestinal. Si el consumo regulado de estos productos es positivo o negativo para la salud, hay muchos estudios contradictorios, por lo que se tienen que seguir evaluando. Hay que hacer más investigación, más al considerar que la microbiota (microorganismos) de los sujetos en que se hicieron los primeros estudios va a ser distinta a la microbiota de los chilenos. Se requieren estudios locales.

¿Qué tanto se sabe de los edulcorantes?

Hay estudios en animales y también en humanos, pero como los resultados son contradictorios, es importante seguir. Algunos edulcorantes han sido menos estudiados, como es el caso de la estevia. El más consumido es la sucralosa, pero el consumo de estevia está aumentando porque se considera ‘natural’, entre comillas.

¿El consumo de edulcorantes puede tener efectos negativos?

Esto es algo problemático, más aún en los niños. Hay un montón de alimentos para niños que contienen edulcorantes no calóricos. Hay una dosis diaria que está permitida y si hay muchos alimentos procesados que los contienen, el riesgo de que el niño pueda ingerir más que la dosis recomendada va creciendo.

¿Qué ocurre en el caso de las embarazadas?

En el caso de las mujeres embarazadas o mujeres que están amamantando, están consumiendo también estos productos y hay estudios recientes que muestran -tomando al azar muestras de leche materna- que mujeres que pensaban que no estaban consumiendo endulzantes no calóricos, mantenían concentraciones a veces importantes en su leche materna. Entonces uno se pregunta: ¿cuál es el impacto de estos endulzantes en los lactantes? No se sabe. Tampoco cuál es el impacto eventual de los endulzantes en las embarazadas y el desarrollo fetal.

¿Qué muestran los estudios?

Algunos muestran que al dar un endulzante media hora antes de hacer un test de intolerancia a la glucosa, aumenta el peak de glicemia y altera también la insulinemia. Mientras que en otro estudio se muestra que no tienen ningún efecto.

Seguir leyendo