Número de quiebras se quintuplica tras nueva ley; alcanza 720 procesos al año

Superintendencia del área dice que esto revela “necesidad” que había por la nueva normativa.

Una “positiva evaluación” realizó el superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), Hugo Sánchez, del desempeño de la nueva ley de quiebras, que se estrenó en octubre de 2014, y que al cierre del primer semestre de 2017 acumula 6.394 procedimientos realizados por personas y empresas deudoras.

La evaluación de Sánchez, guarda relación sobre todo -y paradójicamente- con el alza de los procesos de liquidación de activos que han llevado adelante las empresas en Chile, ya que de acuerdo con sus cálculos, “pasamos de 140 quiebras promedio anual con la antigua ley, a una media de 720 liquidaciones; y de un promedio de 11 convenios (entre deudores y acreedores) a 33 reorganizaciones”.

De igual manera, Sánchez destacó que en el caso de los procedimientos de renegociación y de liquidación de personas naturales (que no existían en la antigua normativa) se acogieron a tramitación 2.095 casos durante 2016 y 1.429 sólo en el primer semestre de 2017.

Según el superintendente, “el alza en los procesos de liquidación de activos da cuenta de la necesidad que existía de contar con procedimientos para cada tipo de deudor, que les permitieran superar su situación de crisis financiera o patrimonial y, finalmente, reemprender de manera efectiva”.

En esta línea, se observó un alza particularmente importante de los procedimientos de liquidación de las empresas en regiones, con un aumento de 23,5% el primer semestre de 2017 frente al período anterior (226 casos), mientras que en la Región Metropolitana (RM) el número de quiebras bajó 16,7% en el mismo período (215 casos).

De acuerdo con Sánchez, esto ocurre “gracias a la difusión que hemos realizado a nivel país, a través de nuestros coordinadores regionales, informando a la ciudadanía de las herramientas que tiene la ley”, además de los convenios que suscribe la Superintendencia con gobernaciones, instituciones públicas y universidades, lo que les ha permitido “llegar a segmentos de deudores morosos a los que antes no llegábamos”. Así, en el caso de las personas naturales, los procesos de liquidación de bienes subieron 55,3% anual en regiones entre enero y junio, mientras que en la RM bajaron 12,3%. Hacia adelante, el regulador indicó que esperan lograr duplicar el número de Centros de Atención Personal en el país. Además buscarán reducir el número de casos vigentes de quiebras antiguas.

Efecto desaceleración

Si bien el alza de los procedimientos de liquidación de empresas puede tener una correlación con el mayor atractivo del nuevo procedimiento, el dato desagregado por sector económico revela el efecto que genera la desaceleración de la actividad en los procesos de quiebra. Así, el sector inmobiliario, que anotó descensos superiores al 30% en las ventas de viviendas durante 2016, y que recién empieza a recuperarse este año (según datos de la CChC), presentó el mayor incremento de liquidación de activos el último año, sumando 211 quiebras. Con esto, la actividad inmobiliaria superó al sector comercio en el número acumulado de procesos de liquidación desde octubre de 2014, sumando 340 casos (ver infografía).

En el caso de las empresas del sector construcción, cuya actividad viene cayendo prácticamente todos los meses desde julio de 2016, los procesos de quiebra sumaron 98 en el mismo período. Además, la construcción lidera el ranking acumulado a la fecha en los procesos de reorganización (28), donde la mitad ocurrió en el último año.

lt22-ley-de-quiebra

Seguir leyendo