Obama crea sitio para defenderse de calumnias

Autor: Ansa

La primera misión del sitio fue desmentir que el senador afroamericano profese la religión islámica.

La campaña del candidato presidencial demócrata, Barack Obama, lanzó un sitio de internet dedicado exclusivamente a “combatir las calumnias”, el cual arrancó desmintiendo que el senador afroamericano profese la religión islámica.

El sitio, que se encuentra en la dirección www.fightthesmears.com, rechazó también la existencia de una presunta cinta de video donde la esposa del candidato demócrata, Michelle Obama, habría utilizado la palabra despectiva “whitey” (“blanquito”) para referirse a personas de raza blanca.

Actualmente, la campaña de Obama se está preparando para la lucha, mucho más dura, contra el candidato republicano, el también senador John McCain. Entre los demócratas está fresco el recuerdo de la campaña contra el candidato del partido para las elecciones de 2004, el senador John Kerry, quien perdió esos comicios y dejó servida la reelección para el actual presidente, George W. Bush.

Durante aquellas elecciones, un grupo presuntamente independiente, pero que la mayoría de los observadores consideró cercano a los republicanos, montó una efectiva campaña para poner en duda el pasado militar de Kerry, quien fue condecorado por su bravura en la guerra de Vietnam.

Sin embargo, a pesar de los galardones de Kerry -quien, al regresar de Vietnam, se volcó luego al pacifismo-, la campaña logró echar sombras sobre el pasado militar del senador.

A través de una serie de anuncios televisivos, un grupo de veteranos de guerra que sirvieron en unidades de lanchas rápidas disputó las razones de las condecoraciones a Kerry y aseguró que el senador “exageró” sus méritos. Se estima que la iniciativa tuvo un fuerte impacto en la campaña presidencial. Para evitar este tipo de problemas, Obama abrió el paraguas frente a los ataques personales.

Desde que se perfiló como posible aspirante a la Casa Blanca, numerosos comentaristas radiales de tendencia conservadora se ocuparon de remarcar el segundo nombre de Obama, “Hussein”, de connotación islámica. En Fight the Smears, la campaña del aspirante demócrata dice que “es una mentira” que Obama sea musulmán, que concurra a una madrassa (escuela religiosa islámica) o que haya jurado sobre el Corán cuando asumió su banca en el Senado.

“El senador Obama nunca fue musulmán, no fue criado musulmán y es un cristiano comprometido”, asegura el website. También afirma que la cinta de video donde Michelle Obama usa la palabra “whitey” no existe y que es apenas un invento de comentaristas radiales de derecha, como Rush Limbaugh. El sitio de internet, que es un derivado de BarackObama.com, el sitio oficial de la campaña del senador, incluso dispone de un mecanismo de envío de correos electrónicos para que el visitante pueda “difundir la verdad entre sus amigos”.

Seguir leyendo