Ues. estatales: abren debate por exigencia de acreditación para gratuidad

Estudiante

Proyecto no establece la obligación de tener cuatro años de certificación para obtener el beneficio, como sí se exige al resto de los planteles.




En el Congreso se está tramitando la Ley de Universidades Estatales y uno de los temas que ha generado mayor debate es sobre si esos planteles deben cumplir las mismas exigencias de acreditación que el resto de las instituciones de educación superior adscritas a la gratuidad.

La iniciativa del gobierno, hasta ahora, apunta a que al igual que el resto de universidades y los centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP), las estatales deban tener un mínimo de cuatro años de acreditación. Sin embargo, en la última sesión de la Comisión de Hacienda de la Cámara, los diputados rechazaron la indicación y el proyecto llegará a la sala sin exigencias en esta materia.

En esa oportunidad, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, explicó a los parlamentarios que en el gobierno "fuimos grandes defensores de que a las universidades del Estado no se les exigieran los años de acreditación igual que a las privadas y fuimos al Tribunal Constitucional (TC)".

En esa oportunidad, el TC declaró, tras un requerimiento de la oposición, que no pueden existir diferencias de criterios hacia las instituciones en casos de alumnos de igual condición económica.

"Para que no parezca que esto es una rigidez que pone el Ejecutivo, quiero decir que lo que estamos haciendo es cautelando que no se nos declare el proyecto de ley como inconstitucional, por un proceso que ya vivimos", enfatizó Delpiano.

En el proyecto de universidades estatales se establece que si uno de esos planteles pierde la acreditación, u obtiene una certificación menor a los cuatro años que se exigen para acceder a la gratuidad, será tutelado por otro establecimiento que tenga más de cinco años de acreditación.

Dado que este convenio tendrá carácter vinculante entre ambas instituciones, el diputado Marcelo Schilling (PS) propuso que "la universidad tutelada sea cubierta por una especie de paraguas del plantel tutor y así entregar gratuidad a los estudiantes.

"Yo entiendo que ese carácter vinculante se extiende al total del quehacer de ambas instituciones y que, en consecuencia, por el hecho de estar tutelada por una universidad acreditada no necesariamente pierde la gratuidad, ¿o no es así?", planteó el parlamentario a la ministra Delpiano.

La titular de Educación y su equipo de asesores se comprometieron a evaluar esta opción, en el entendido de que el proyecto podría ser declarado inconstitucional si se mantiene sin exigencias de acreditación para las estatales.

El rector de la U. de Chile y presidente del Consorcio de Universidades Estatales (Cuech), Ennio Vivaldi, manifestó que "por una cosa de principios no puede haber una universidad estatal que quede fuera de la gratuidad y mucho menos que alguna quedara fuera por no ser lo suficientemente buena, porque si así ocurriera, el gran responsable es el Estado".

Comenta