Una moto sin patente complicó el escenario judicial del ex gerente general de Penta

Autor: La Tercera

Manuel Antonio Tocornal nunca llegó a un recinto penal por el denominado caso Penta. Sin embargo, el fin de semana pasado el ejecutivo fue detenido por Carabineros, estuvo en un calabozo y fue formalizado por manejo de una motocicleta sin placa patente.

En todo el caso Penta, el ex gerente general del holding Manuel Antonio Tocornal nunca llegó a un recinto penal. Y es que el ejecutivo tuvo una suerte distinta a la de sus jefes, los controladores del grupo, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, quienes tras ser formalizados el 7 de marzo de 2015 en el caso de “platas políticas” tuvieron que cumplir un mes de prisión preventiva.

Tocornal, en cambio, estuvo bajo la medida de arresto domiciliario, que luego fue sustituida por firma a la espera de un eventual juicio.

El fin de semana pasado no fue fácil para Tocornal y su familia: un nuevo hecho lo hizo volver a enfrentar la justicia.

El ejecutivo fue detenido por Carabineros, estuvo en un calabozo y pasó el domingo 10 a control de detención ante el 4° Juzgado de Garantía, donde el fiscal de Las Condes Augusto Sobarzo-Legido lo formalizó por manejo de una motocicleta sin placa patente.

La causa pudo concluir ese mismo día, pues el Ministerio Público -debido a la baja penalidad del ilícito contemplado en la Ley de Tránsito- le ofreció una suspensión condicional del procedimiento. Sin embargo, Tocornal rechazó acceder a la salida alternativa, según manifestó a la jueza Francis Fell.

¿El motivo? En el caso Penta, la fiscalía pidió cinco años y un día de presidio efectivo para el ex gerente general de empresas Penta y, bajo ciertas condiciones que rebajen su pena, podría evitar un juicio y optar a una salida alternativa. Pero si aceptaba una suspensión en la causa por manejo de una moto sin patente, Tocornal bloqueaba esa opción.

Seguir leyendo