Vicepresidente de la Cech por aborto: “Es una pésima decisión; obviamente, influyó la ideología de la muerte”

Prelado cuestionó la determinación del TC y emplazó al gobierno a aceptar que es “proaborto”.

“La resolución va, según mi entender, contra el derecho y contra la Constitución de la República”. Con estas palabras, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile (Cech) y obispo de Melipilla, Cristián Contreras, cuestionó la decisión del Tribunal Constitucional, ente que desestimó la ilegalidad de la ley de aborto en tres causales, pese a los esfuerzos realizados por diferentes entidades, entre ellas la Iglesia Católica, para frenar el avance de esta norma.

¿Cómo recibe usted la resolución del TC con respecto al aborto?
Es una pésima decisión. Es obvio que ha influido la ideología de muerte. ¿Quiénes fueron a cantar victoria hoy? Averigüe.

¿Aún considera que la despenalización del aborto en tres causales es inconstitucional?
De eso pueden hablar los especialistas en derecho. La resolución va, según mi entender, contra el derecho y contra la Constitución de la República. Por eso, la votación fue dividida.
La Iglesia sostiene que con la aprobación de las tres causales Chile da un paso hacia el aborto libre…
Pero si ese era el tema en discusión. Lo demás es eufemismo, es disfrazar la realidad con palabras bonitas, pero no menos perniciosas. Este gobierno es proaborto. Díganlo con claridad.

¿La Iglesia llamará a los católicos a no abortar?
Esa siempre ha sido la posición de la Iglesia y de quienes respetan el mandamiento de no matar; más aun, cuando se trata de víctimas indefensas. La Iglesia prepara ayuda para las mamás en situaciones de extremas.

¿El Papa encontrará una relación quebrada entre la Iglesia chilena y el gobierno tras este tema?
Tratándose de la visita del Papa Francisco, el gobierno tiene un interlocutor que es la Nunciatura Apostólica. El Papa sabrá muy bien formular para Chile el mensaje de Jesús: “Les doy mi Paz”, que es el lema de la visita.

Una vez conocida la decisión del TC, los obispos de la Conferencia Episcopal emitieron una declaración conjunta. “Desde la fe que profesa una parte importante de la sociedad chilena, la resolución que acaba de ser adoptada y que declara conforme con la Constitución el proyecto de ley de aborto, ofende a la conciencia y al bien común de los ciudadanos”, se sostiene en dicho documento.

Según consideraron los obispos, “la sociedad entera del país es la que pierde al legalizarse el aborto en Chile, aunque sea bajo ciertas condiciones”.
Y enfatizaron que algunos seres humanos que están por nacer en nuestro país finalmente quedarán “totalmente desprotegidos por el Estado en este básico y fundamental derecho a la vida”.
“A partir de ahora, nuestra opción por la vida se traduce en redoblar nuestros esfuerzos para seguir acompañando a las mujeres que viven situaciones límite en su embarazo, a las que deciden continuar con él y a las que piensan que el aborto es una solución”, sostuvieron.

Seguir leyendo