Abrir el campeonato



SEÑOR DIRECTOR

No podemos juzgar el pasado con los ojos de hoy, aunque si podemos aprender de lo vivido, porque como dice Twain, la historia no se repite, pero rima.

En 1870 solo podían votar hombres que acreditaban cierto nivel de patrimonio, y en 1949 se concedió el derecho a voto a las mujeres para las elecciones presidenciales y parlamentarias, que recién ejercieron en 1952. Hoy esto nos parece insólito, y aun así, pareciera que la clase política no se está cuestionando si las decisiones tomadas hoy son las correctas para el mañana.

Ahora no basta solo con querer emparejar la cancha, hay que ir más allá y mirar el campeonato completo. Ampliar la cantidad de equipos y jugadores para que tengamos un mejor campeonato, más diverso y competitivo, apostando por una misma copa. Es por esto que los independientes deben participar con igualdad de posibilidades, partiendo por el formato de inscripción y la formación de listas. También, se debe asegurar los escaños reservados para pueblos originarios, la incorporación de personas con discapacidad y de todo el que quiera sumarse.

Esto no es caridad, no es un gesto de los partidos o un guiño a la ciudadanía, es la petición formal que la ciudadana manifestó el 25 de octubre a que los políticos reflexionen, salgan de su trinchera y cedan poder, para así realmente abrir el campeonato, tomando la historia y lo ya vivido en este último año, para ver si la historia realmente rimará.

Sebastián Salinas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.