“Acto fallido”



SEÑOR DIRECTOR:

Yo pensé que Pablo Ortúzar tenía vocación de sacerdote por su tendencia a separar a los demócratas de los “ultrones” de izquierda y derecha. Pero veo que además tiene dotes de siquiatra y citando a Freud dice que mis críticas a su prédica de buenos y malos, responde a una defensa involuntaria a mis “correligionarios” como parte de mi “activismo político”.

Le cuento al señor Ortúzar que no soy militante de ningún partido y que la pelea entre su derecha buena y la mala -que estaría representada por Republicanos- me tiene sin cuidado. Lo único que pido es una oposición fuerte, que le exija resultados al gobierno, en vez de suscribir acuerdos constituyentes entre cuatro paredes.

Exigir una oposición dura, que incluya destituir ministros incompetentes, no es equivalente al octubrismo que validó la violencia, como sostiene Ortúzar en su columna. Y, como es el mismo discurso que levantan los presidentes de partido de ChileVamos, imagino que esta tesis maniquea solo sirve para sumar adeptos, pero no para resolver los problemas de seguridad, educación, salud o vivienda, que son los temas que me preocupan, como a la mayoría de los chilenos.

Iván Poduje

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.