Audiencias telemáticas



SEÑOR DIRECTOR

En relación a la carta enviada por Pablo Sanzana, presidente de la Asociación de Defensores y Defensoras Penales Públicos, nos parece curioso que los defensores públicos se sigan oponiendo a los avances tecnológicos, pese a que los principales beneficiados han sido los propios imputados, quienes, durante todo el período en que se han realizado audiencias telemáticas, han podido comparecer a audiencias sin tener que perder tiempo y recursos en desplazarse a los tribunales. Tanto han comparecido los imputados que durante este período los tribunales han despachado solo un tercio de órdenes de detención, por falta de comparecencia, que se emitían previo a la pandemia.

Creemos que en casos particulares y específicos algunas audiencias deben ser físicamente presenciales, cuestión que deberá ser analizada y decida por el tribunal de garantía, quien es funcionalmente el encargado de resolver este tipo de cuestiones, sin que deban existir más restricciones y limitaciones que las del respeto de los derechos y garantías de todos los intervinientes.

El acceso a la justicia no es sinónimo de presencia “física” de los intervinientes en los tribunales, la que por supuesto no descartamos. La presencia “virtual” resulta no solo tan válida, eficaz y eficiente si no muchas veces la vía más expedita y menos onerosa, particularmente para millones de chilenos y chilenas como adultos mayores, personas con alguna discapacidad o que viven alejados de los tribunales de justicia, y cuyo desplazamiento además importa gastos en locomoción, entre otros.

Francisco Bravo López

Presidente de la Asociación Nacional de Fiscales

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.