Autonomía del Banco Central

Banco Central recortaría la tasa de interés a un mínimo histórico


SEÑOR DIRECTOR

El profesor Pardow, en una reciente entrevista en este medio, reconoció el éxito del Banco Central (BC) -debido a su autonomía- en el control de la inflación. Sin embargo, afirmó la irrelevancia de que este atributo sea consagrado en la Constitución, señalando que sería innecesaria su inclusión, pues su autonomía efectiva se materializaba a través de la Ley Orgánica Constitucional que la regula. Pardow, señalando que quienes tienen legítimas aprehensiones sobre el futuro regulatorio del BC caen en la falacia del mono de paja, aseguró que no ha escuchado a nadie decir que hay que intervenirlo.

Pues bien, conviene recordar que, en las últimas elecciones presidenciales, el Frente Amplio incorporó en su programa de gobierno una propuesta de reforma al mandato del BC. Al efecto, sugerían incorporar la maximización del empleo y la facilitación de la diversificación productiva (debiendo coordinarse con el Minecon). Además, no podemos hacer caso omiso al creciente interés de afectar la autonomía del Central por medio de otras leyes.

El mono de paja, entonces, no existe. La preocupación por la mantención de la autonomía constitucional del BC no es un capricho, sino que es una garantía necesaria para mantener el buen funcionamiento de uno de los pilares fundamentales del desarrollo económico de nuestro país.

John Henríquez

Libertad y Desarrollo

Comenta