Columna de Isaac Frenkel: La FOJI, no



Diversos medios de prensa han informado que el gobierno ha resuelto terminar con la dependencia de seis fundaciones que han estado a cargo de la “Primera Dama”, como coordinadora de ellas, y que serán traspasadas a ministerios y otras instituciones que lo justifiquen. Entre ellas se incluye la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile (Foji), de la cual he sido desde su inicio director y en los últimos años vicepresidente.

Es posible, y no me pronuncio sobre ello, si dicha resolución pueda resultar eficiente para el desarrollo de las cinco fundaciones restantes, que son coordinadas por la “Primera Dama”, pero en el caso de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles constituye un inconsulto y lamentable error que afectará considerablemente su desarrollo, que ha alcanzado éxitos fundamentales, y su quehacer debe ser considerado una política de Estado teniendo en cuenta que desde su fundación, gracias a la iniciativa de doña Luisa Duran, el Presidente Ricardo Lagos firmó el decreto constituyéndola formalmente.

Esta Fundación, se debe recordar, en sus inicios hace más de 50 años, comenzó informalmente gracias al maestro Jorge Peña Hen y luego recibiría el gran impacto formador y crecimiento gracias al incansable trabajo de su gran gestor que fue el maestro Fernando Rosas.

Hoy en día, al amparo de nuestra Fundación se han creado, de norte a sur de nuestro país, más de 500 orquestas infantiles y juveniles, orquesta sinfónica nacional y orquestas regionales, formadas en colegios, municipalidades, sindicatos y empresas. Estudiados sus resultados, se ha comprobado la eficacia en la formación de músicos chilenos y, más que aquello, en el mejoramiento de sus estudios escolares, en jóvenes disciplinados, con el espíritu de convivencia y solidaridad que implica tocar todos unidos en una orquesta, alejándolos de la droga y la delincuencia y con una influencia positiva en sus amigos, familiares y barrios.

Durante estos años han recibido cursos de importantes instrumentistas extranjeros, han ensayado con el maestro Zubin Mehta, han realizado exitosamente diversos viajes al exterior, incluyendo aplaudidos conciertos en países de Europa como España, Alemania y Austria.

Trasladar la Fundación a un ministerio terminando con la dependencia de la “Primera Dama”, rol en el que Irina Karamanos ha hecho, en estos pocos meses, un gran trabajo, como lo hicieron en el pasado las otras primeras damas, dificultará su funcionamiento y se perderá la gran influencia que tiene su presidenta para colaborar en variadas funciones, incluyendo la recaudación de fondos para sus actividades. Además, ralentizará su funcionamiento por la burocracia inevitable que dicho cambio conlleva, transformando a la Fundación en una dependencia más de un ministerio o institución, lo que conllevaría a un empobrecimiento evidente de su relevancia.

Por las consideraciones anotadas y por varias otras, estimo que de acuerdo con nuestros estatutos debe debatirse previamente este proyecto y someterse después de un amplio debate a la decisión informada de su directorio. Si el Directorio de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles podrá participar, como es su derecho en este incordio, lo votaré rechazando el proyecto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.