Columna de Lorena Tapia: El Covid sigue entre nosotros

(Foto: Agencia Uno)



El SARS-CoV-2 sigue circulando entre nosotros y no podemos negarlo. Seguimos enfrentados a este nuevo virus respiratorio, que tal como otros virus similares, ha sido capaz de variar y adaptarse para poder seguir su transmisión, infectándonos y enfermándonos. Así, hemos estado expuestos a olas de casos, repuntes, mesetas, rebrotes. Nada muy distinto a lo ocurrido en pandemias pasadas.

Gracias a la tecnología con que contamos hoy, hemos sido capaces de recoger enorme información y hemos aprendido a velocidades que nadie esperaba. De hecho, gracias a ese rápido conocimiento ya contamos con una de las herramientas más poderosas para poder visualizar una solución: las vacunas.

Pero nos queda mucho más por aprender, y la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 es un ejemplo de ello. Es nuestro deber investigar acerca de ellas, su frecuencia, su comportamiento epidemiológico, la repercusión clínica que tiene la infección, su capacidad de evadir nuestras herramientas de control. Y mientras aprendemos, es también nuestro deber evitar que circulen descontroladamente.

Seguimos teniendo nuestra herramienta poderosa, pero en la espera de tener un porcentaje efectivo de la población vacunada, no podemos olvidar que el virus -con sus nuevas variantes- sigue circulando.

No relajemos las medidas de autocuidado: mantengamos el uso de mascarillas, lavado de manos, evitemos aglomeraciones y mantengamos distancia física. Cuidémonos de los brotes en nuestras casas y trabajos, respetemos las medidas restrictivas y apoyémonos para cumplirlas. El SARS-CoV-2 sigue entre nosotros y no podemos negarlo.

* Pediatra infectóloga, profesora asociada Universidad de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.