Columna de Paula Walker: El quinto retiro, matinales y redes sociales



Por Paula Walker, profesora de la Escuela de Periodismo Usach

Escena 1: Es martes 12 de abril de 2022. El gobierno en el Parlamento se enfrenta a un callejón sin salida. Sus principales miembros han votado en el pasado por retirar los fondos de las AFP. Hoy deben actuar de otra manera, pues el manejo económico y las bases para un nuevo sistema de pensiones requieren de la plata en el sistema. El gobierno sabe que el cambio cultural para una reforma previsional solidaria son palabras mayores: somos hijos e hijas de una cultura neoliberal a ultranza, las personas reclaman el dinero como propio e incluso lo quieren heredar. Para salir del laberinto, el gobierno ofrece un proyecto que se abre a un nuevo retiro pero con restricciones. En paralelo, el ministro Jackson compromete un proyecto con la derecha para que no se expropien los fondos de pensiones. La diputada Jiles lamenta la vuelta de carnero de diputados actuales que ahora “son leales al gobierno” y no “a lo único que importa: el pueblo que sufre”.

Escena 2: Mañana del 13 de abril de 2022. Don Juan Loyola, que carga con una enfermedad terminal, camina por el paseo Ahumada. Va con su pareja y un hijo. Le quedan unos meses de vida. En su camino se le cruza un canal de televisión que transmite para el matinal Contigo en la Mañana. En el estudio Julio César y Monserrat Álvarez empiezan a conversar. Es imposible no seguir la historia. En un punto ambos conductores están al borde de las lágrimas. El señor Loyola cuenta pausadamente su enfermedad, del apoyo que ha recibido. Habla de los trámites que debe hacer periódicamente con la Isapre y la AFP para tener fondos y ayudas. Quiere un poco de su pensión para dejar algunas cosas aseguradas: la universidad de los hijos, mejorar la casa de su mamá, y darse algunos gustitos antes de partir. Le pregunta Julio César lo que más le gustaría. Don Juan contesta: “que la gente volviera a creer en la gente”.

Escena 3: En redes sociales el 5to retiro ha sido tendencia en las últimas 48 horas. Las y los parlamentarios, también el gobierno, miran a Twitter como una plaza pública digital representativa, y mueven piezas según la ferocidad de los detractores. Creen que es un lugar donde se comunicarán, aunque pocos escuchan. Hay desinformación en la red, y se genera un clima de opinión polarizado, que no ayuda a encontrar soluciones. Algunos dicen que las ayudas propuestas por el gobierno son insuficientes: serían medidas “para la banca” o para “inyectarle lucas al empresariado”. Los contrarios reclaman un retiro sin restricciones, “plata para el supermercado”.

Escena 4: El Presidente Boric hace una declaración y llama a no creer en noticias falsas, pues nunca su gobierno habló de expropiar los fondos de pensiones. Por mientras, la industria no es capaz de innovar y hacer ajustes mínimos en sus operaciones para mejorar en algo su alicaída reputación: por ejemplo, tenderles una mano a los casos como los de Don Juan.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.