Covid-19: ¿se acabará la pandemia el 2022?

Se da inicio a vacunación masiva en el primer Establecimiento de Larga Estadía

FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO




Por Jeanette Vega, ex subsecretaria de Salud, doctora en Salud Pública

El director de OMS señaló recientemente que es posible terminar la pandemia en 2022, pero para que esto ocurra es necesario que esté el 70% de la población mundial vacunada.

¿Es posible alcanzar esa meta? Por cierto, que sí.  La producción global anual de vacunas es actualmente de alrededor de 24.000 millones de dosis, suficientes para vacunar con tres dosis a toda la población del planeta.  Conocemos más el virus y tenemos mejores armas efectivas para combatirlo: medidas preventivas individuales- uso de mascarillas, distanciamiento social, lavado de manos- y poblacionales -testeo, trazabilidad, aislamiento, vigilancia epidemiológica y genómica del virus, restricciones a no vacunados, etc. Y, hay buenas noticias en términos de tratamiento. En 2020 y 2021 aprendimos la importancia de la oxigenación y uso de medicamentos antiinflamatorios en casos graves. También empezamos a utilizar nuevas alternativas terapéuticas, como anticuerpos monoclonales y bloqueadores del receptor de interleucina-6. Y, en los últimos meses se autorizó para uso de emergencia precozmente en pacientes no graves los primeros antivirales contra la Covid-19. Estos antivirales deberían llegar en los próximos meses al mercado.

Sin embargo, para terminar con la pandemia el 2022 el mayor obstáculo a superar es la desigualdad en la distribución y acceso en relación a la vacunación. Algunos de los países más pobres como Haití en América y el Congo en África, aún no han vacunado ni siquiera al 1% de su población. Como dijo Tedros, mientras haya personas desprotegidas toda la humanidad seguirá en peligro. Es necesario entonces que OMS, en conjunto con instituciones globales y la industria farmacéutica, lideren una campaña aguda de distribución para que las vacunas lleguen durante este año al menos al 70% de las personas de aquellos continentes y países que aún tienen baja cobertura. Mientras esto no ocurra seguimos en riesgo de que aparezcan variantes del virus más transmisibles y virulentas.

Este año también tendremos que definir la frecuencia necesaria de vacunación y dosis de refuerzo y hasta que edad vacunar en niños. Hasta ahora sabemos que dos dosis no es suficiente y que a los cuatro meses comienza a disminuir el nivel de anticuerpos. Sabemos que una tercera y cuarta dosis aumenta de manera importante la inmunidad medida por anticuerpos. Y también sabemos que la vacunación en niños es segura y efectiva. Lo que no sabemos aún es cuánto dura la inmunidad celular. En este escenario lo más probable es que la vacunación contra el Covid19 tendrá que ser incorporada como parte de los programas de inmunización anual de los países.

Y, por último, ya hemos aprendido que tendremos que acostumbrarnos a vivir en un escenario de restricciones y relajaciones de medidas de acuerdo al escenario epidemiológico, y que es necesario mantener las políticas públicas de acuerdo con la situación del momento y el monitoreo continuo en tiempo real del virus y casos.

El eventual fin de la pandemia en 2022 no significa que el Covid-19 desaparecerá. Seguirá siendo una enfermedad endémica, con impacto en los servicios de salud. Seguiremos teniendo casos y muertes anuales, pero ya no seguiremos teniendo un colapso de los sistemas de salud ni una cantidad tan importante de muertos y podremos por fin a volver a una situación parecida a nuestra vida de antes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.