Cubo de datos abiertos: un laboratorio de productividad y desarrollo económico para Chile

data observatory



Por Carlos Jerez, director de Data Observatory y decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, y Orlando Jiménez, director ejecutivo de CSIRO Chile

El año pasado, el gobierno australiano realizó un estudio para valorizar el aporte de las actividades asociadas a la observación de la Tierra y el mar en los países del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC). Concluyeron que el aporte en la región podría ser de US$ 1.000.000 millones para la próxima década y que si bien Chile recibe actualmente cerca de US$ 1.500 millones en beneficios provenientes de la observación para áreas como el transporte, minería, agricultura y gestión de desastres, puede crecer en US$ 4.200 millones más para 2030. Para conseguirlo, el informe señala que debemos ser capaces de manejar, digerir y analizar la enorme afluencia de datos proyectada. De hecho, US$ 1.000 millones adicionales podrían provenir del trabajo colaborativo con organizaciones y países de la región.

En este contexto, el Data Observatory, iniciativa liderada por los ministerios de Economía y Ciencia, junto a Amazon Web Services (AWS) y la Universidad Adolfo Ibáñez, ha concretado una alianza con CSIRO, la agencia nacional de ciencia aplicada de Australia, para desarrollar una plataforma de observación de la Tierra para nuestro país, que incluye el llamado modelo de Cubo de Datos Abiertos (Open Data Cube): una arquitectura de análisis y gestión de datos recogidos por satélites de código abierto, que a partir de la observación de la Tierra y el mar, ofrece bases de datos de acceso tanto público como privado. Y cuya tecnología básicamente reduce a algunas horas, el trabajo que actualmente requiere más de 9 meses y un equipo de planta.

Las aplicaciones desarrolladas a través del Data Cube y otros, que incluirán herramientas basadas en inteligencia artificial y machine learning se basan en inteligencia artificial para transformar esos datos en información para la toma de decisiones; y trae como consecuencia, el transparentar mercados y hacer visible información útil en donde los emprendedores juegan un rol crucial. Generar un programa robusto de emprendimiento con aplicaciones en diversas áreas es el siguiente paso y conlleva a que esta aplicación tecnológica se transforme en un pequeño laboratorio de productividad y desarrollo económico.

Los productos generados podrán ser capitalizados por emprendedores lo que promoverá también empleos de calidad, a partir de una herramienta basada en ciencia aplicada. Siendo Chile sede de una gran plataforma de observatorios astronómicos y a la espera de alojar aquellos de mayor envergadura y potencial en el mundo, estamos ubicado en una posición privilegiada para optar a una red de Cubo de Datos Abiertos conectados a futuro con otros desarrollados en Latinoamérica, lo que sin duda servirá de catapulta para diversos proyectos de investigación e innovación.

Si hay algo que la pandemia del Covid-19 nos ha puesto por delante es la importancia de la ciencia aplicada a la resolución de problemas complejos de nuestra sociedad. El Data Cube no es excepción. Por ejemplo, el Ministerio de Ciencia, en base al reporte epidemiológico evolutivo del Covid-19, creó y actualiza con apoyo del Data Observatory y AWS, el repositorio de datos de este virus en una plataforma GitHub, actualmente con 40 conjuntos de datos de acceso público y gratuito. Ese es precisamente el espíritu de la alianza del Data Observatory con CSIRO, que ya ha empezado a trabajar en conjunto. Una convocatoria a generar bienes públicos con potencial científico y económico, que creen nuevos empleos de calidad, inversión y crecimiento para el beneficio de nuestro país.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles