Debate por proyecto de aborto

Aborto



SEÑOR DIRECTOR

Soledad Alvear, en columna publicada el 2 de febrero, intenta responder mis críticas a su aproximación al proyecto sobre despenalización del aborto en 14 semanas. Sin embargo, los lectores notarán que no hay verdaderamente ahí una respuesta, sino que una reiteración de los argumentos ya ofrecidos en su columna anterior.

Sostiene por segunda vez que los seres humanos tienen el derecho a la personalidad jurídica conforme a la Convención Americana de Derechos Humanos; pero no responde la interpretación que hace suya la CIDH a propósito del caso Artavia Murillo Vs. Costa Rica, de la Convención que ella misma cita: la protección al no nacido es progresiva. En otras palabras, es sensible a su desarrollo.

Además, me imputa algo que yo no sostengo. No es que las personas tengan “derecho” a la personalidad jurídica, sino que solo las personas tienen derechos (a diferencia de las cosas). Para usar la terminología de Alvear: las cosas son instrumentos, las personas no. Por eso la idea de “tener derecho a la personalidad” carece de sentido jurídico. La tautología que me imputa, de hecho, proviene del propio art. 3 de la Convención que ella cita, y que sostiene que “toda persona tiene derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica”.

El principal problema de Alvear es que no nota que la solución que ofrece reproduce el mismo problema que acusa: una instrumentalización de la mujer embarazada que cede su autonomía corporal en pos del no nacido. Por eso insiste en que este proyecto no descansa en la idea de inexigibilidad a diferencia de las tres causales.

Sin embargo, el proyecto de 14 semanas sostiene que ningún embarazo no deseado es exigible. Hoy 111 mujeres embarazadas en contra de su voluntad por métodos anticonceptivos defectuosos, que no encuentran respuesta en la ley que Alvear cita como paradigma de embarazos inexigibles, dan tristemente la razón a lo que indico.

Maite Orsini

Presidenta de la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.