En un sistema de reparto no hay ahorro




SEÑOR DIRECTOR

Los parlamentarios impulsan un cambio al sistema de pensiones por uno de reparto, esquema piramidal en que las cotizaciones se reparten de inmediato. En caso de una crisis como la presente, no existiría un fondo de ahorro como del que disponemos en la actualidad, porque el sistema no lo contempla. Es decir, las pensiones de jubilados cada vez más numerosos, se pagan con los aportes de las cotizaciones de las generaciones laboralmente activas y no quedan dineros en ninguna cuenta; se reparten.

Simultáneamente, estos mismos parlamentarios impulsan un nuevo retiro de 10% de los fondos administrados por las AFP, que no son más que los ahorros de las personas que se acumularon mediante años de capitalización individual más su rentabilidad. En este caso, los ahorros siempre existen y en un momento de crisis como el actual, se puede recurrir a ellos, aunque a costa de peores pensiones.

¿Serán capaces los legisladores de aprender de esta lección y no insistir en el sistema de reparto donde no existirán ahorros para las crisis?

Sergio Weinstein

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.