Falta de ministras en tribunal ambiental



SEÑOR DIRECTOR

Hace algunos días, la judicatura especializada dio cuenta de la dificultad para integrar abogadas en los puestos de ministros. Solo en el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago dos abogadas han ocupado ese puesto, pero siempre como suplentes.

Podríamos pensar que esto es reflejo de la falta de abogadas especializadas en el área. Sin embargo, por una parte, las cifras del Mineduc demuestran la paridad de género en la cantidad de abogadas y abogados titulados. Por otra, la institucionalidad ambiental (MMA, SEA, SMA) hace lo suyo en la contratación de abogados, según información pública de fines del 2017.

Lo anterior plantea un serio cuestionamiento al proceso de nombramiento de ministros de los Tribunales Especiales, objeto de críticas en razón de la politización y falta de transparencia, pero también por la dificultad de ofrecer condiciones que aseguren la permanencia de las ministras en el cargo.

La literatura señala que procesos más transparentes y basados en competencias favorecen el ingreso de mujeres a la judicatura. Ahora faltaría identificar las medidas necesarias para evitar la renuncia anticipada, como ha sido el caso de las dos únicas ministras integrantes de los tribunales ambientales del país.

Pilar Moraga

Investigadora (CR)2 y académica Facultad de Derecho U. de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.