Favorable impacto de vacunas en economía mundial

Las estimaciones del FMI confirman que los países con mayores índices de vacunación presentan mejores perspectivas de crecimiento, proceso en el que Chile lleva claras ventajas.



El FMI publicó una actualización de sus proyecciones de la economía mundial. Para este 2021 mantuvo una estimación de un crecimiento de 6%, pero se acrecentaron las brechas entre los grupos de países. Mientras las economías desarrolladas mejoraron su estimación en 0,5 puntos porcentuales, con un crecimiento esperado de 5,6%, las emergentes fueron corregidas a la baja, en particular por los lentos avances que ha tenido el proceso de vacunación. Con las nuevas proyecciones del organismo multilateral las economías emergentes y en desarrollo crecerían 6,3% este año.

Uno de los énfasis del informe es el avance de la vacunación y los efectos que está teniendo en el control de la pandemia y la reapertura con efectos económicos. Según el reporte, el 40% de la población en economías avanzadas ha recibido la vacunación completa, cifra que desciende a solo el 11% en las economías emergentes y un 1% en países de bajos ingresos. Para el FMI “el avance de la vacunación a un ritmo más rápido de lo previsto y la vuelta a la normalidad han dado lugar a revisiones al alza, mientras que la falta de acceso a las vacunas y las nuevas olas de Covid-19 en algunos países, especialmente en India, han provocado correcciones a la baja”.

A la luz de estos resultados es interesante el contraste con el avance que ha registrado Chile en el proceso de vacunación. A pesar de ser considerado entre las economías emergentes, nuestro país exhibe niveles de vacunación completo de casi el 80% de la población objetivo y se encuentra ubicado entre los primeros lugares a nivel internacional. Pese a las dudas previas sobre la eficacia de la vacuna de mayor uso en Chile -Sinovac-, los resultados recientes sugieren que la inoculación masiva ha producido una caída abrupta de los contagios y, hasta el momento, parece ser la herramienta sanitaria más eficaz para frenar el avance de la pandemia, muy por sobre las cuarentenas y las restricciones de desplazamiento. Además, el avance de la vacunación anticipa mejores resultados económicos, tal como queda reflejado en las nuevas estimaciones del FMI.

Otro elemento que destaca entre las preocupaciones del organismo internacional es la inflación. La caída en la demanda y los obstáculos en la provisión de bienes y servicios han presionado los precios al alza en diversas partes del mundo. El FMI califica de transitorios los elevados índices de inflación ya que son atribuibles “a sectores afectados por la pandemia como los viajes y la hotelería, y resultante de la comparación con las mediciones inusualmente bajas del año pasado, por ejemplo, de los precios de las materias primas”; también debido a que las tasas de empleo se mantienen en niveles bajos en relación al periodo prepandemia y a que las expectativas de largo plazo en materia inflacionaria siguen bien ancladas. No obstante, reconoce que esta evaluación está sujeta a una alta incertidumbre al desconocer la evolución de la recuperación y los efectos que pudo haber causado la pandemia en los niveles de oferta.

Este llamado de alerta en materia inflacionaria es oportuno para las definiciones locales en materia de impulsos monetarios y fiscales, sugiriendo la necesidad de un retiro anticipado de los paquetes de estímulos para evitar un sobrecalentamiento económico y un espiral inflacionario local.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.