Infraestructura y desarrollo en A. Latina



El I Foro Latinoamericano de Infraestructura en Santiago el 26 y 27 de junio subraya un gran desafío de la región. En un mundo globalizado, el acceso expedito a los grandes mercados es clave. La logística y el transporte, fundamentales.

Sin embargo, la inversión en infraestructura en la región ha caído en las últimas décadas. Según cifras de la Cepal, ella ha bajado casi a la mitad-de un 3,6% del PIB en los '80, a un 2,2% en los '90 y en 2000-2015.

De ahí el bajo crecimiento y la falta de competitividad: mientras en los países de la OCDE los costos de logística y transporte por unidad exportada promedian 8%, en los países latinoamericanos fluctúan entre el 13 y el 17%.

¿Por qué crecen China y otros países de Asia del Este? Ellos invierten casi un 8 % del PIB en infraestructura, mientras que, de acuerdo a The Economist, solo el África subsahariana invierte menos que América Latina, con 2% del PIB.

En todos los rankings, Chile aparece con la mejor infraestructura de la región. Con todo, las necesidades del país siguen siendo enormes. Nuestra extensa costa al Pacífico, nuestros puertos y el que la mitad de nuestras exportaciones vayan al Asia (un 27% a China), nos permitiría materializar uno de los lemas de nuestra política exterior: Chile, país-puente y país-puerto al Asia Pacífico.

La cuarta parte de las importaciones agrícolas de China proviene de cuatro países del Cono Sur (Argentina, Brasil, Chile y Uruguay), y su envío sería más rápido por puertos chilenos que por el Canal de Panamá. Ello requeriría un corredor bioceánico a través de los Andes, así como la creación del tan dilatado megapuerto del Litoral Central en San Antonio. Ello transformaría a este último en la Rotterdam de Sudamérica. Sin embargo, ello no es una prioridad de Chile hoy. Bolivia, Brasil, Paraguay y Perú acaban de anunciar la creación de un corredor bioceánico de Santos a Ilo. Ello le da a Perú la condición de puente al Asia.

¿Estamos conscientes que nuestra desidia en esto implica ceder esa condición de la cual tanto nos ufanamos? ¿Que por no priorizar un corredor bioceánico en el Cono Sur, regalamos nuestra posición geopolítica y geoeconómica? ¿Y todo ello por darle preferencia a la construcción de autopistas urbanas superfluas, que solo generan más tacos y smog? El juicio de la historia no será generoso.

Comenta

Imperdibles