Intimidad y plebiscito



SEÑOR DIRECTOR

En la edición de La Tercera del domingo la candidata al distrito 11 Paulina Kantor indicó que hay temas de nuestra intimidad que debieran someterse a plebiscito. En un vaivén por Twitter que se generó cuando Juan Enrique Pi -quien compite en el mismo territorio- la interpeló, la candidata explicó que los DD.HH. no deben plebiscitarse, pero que hacerlo podría destrabar la obstaculización de los mismos en el Congreso.

Como mujer lesbiana -cuyo acceso a derechos fue propuesto por la candidata como objeto de consulta pública- pregunto, ¿qué futuro tendremos si los plebiscitos se piensan como un parche ante la inoperancia del Estado al momento de resguardar los Derechos Humanos? Menciono al Estado y no al Congreso -como lo hace Kantor-, porque es precisamente el gobierno en el que la candidata participó como ministra el que obtusamente se niega a apoyar el proyecto de matrimonio igualitario e insiste en reponer la indicación que establece un orden de prelación entre parejas del mismo sexo y parejas heterosexuales al momento de adoptar.

Es fundamental indicar que las familias lesbomaternales y homoparentales existen en Chile hoy. Que los niños, niñas y adolescentes cuyos derechos son vulnerados por estar al cuidado del sistema estatal o de no poder ser reconocidos por una de sus madres o uno de sus padres, son el presente y no el futuro de Chile.

Isabel Amor

Directora Ejecutiva Fundación Iguales

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.