Ley antidiscriminación

La Ley Zamudio necesita reformas de acuerdo a diversas organizaciones. Foto referencial.




SEÑOR DIRECTOR

El pasado primero de febrero, Daniela Constantino, del equipo legislativo de Comunidad y Justicia, respondió a mi carta desinformando sobre el proyecto de reforma a la Ley Antidiscriminación.

La oposición de la abogada al proyecto se sustenta en una lectura inaudita: señala que la reforma busca asegurar una condena a quien ha sido demandado. En ningún caso esto es así. De hecho, es importante recalcar que el mecanismo que permite que el demandado deba justificar su actuar, es una herramienta que va en la línea que propone el derecho internacional de los derechos humanos para casos de discriminación. Como en Chile ya existe un mecanismo similar en materia laboral ante la vulneración de derechos fundamentales, podemos decir que lo que plantea Constantino además de ser errado, no constituye ninguna sorpresa.

Es oportuno señalar que si lo que buscamos es desincentivar y sancionar las acciones temerarias o carentes de fundamentos, condenar a la parte vencida a pagar los gastos del juicio cumple con este propósito a cabalidad.

Jorge Lucero

Director Jurídico Fundación Iguales

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.