Ley de Fármacos II


SEÑOR DIRECTOR

En las últimas semanas, sectores médicos y de la industria farmacéutica se han manifestado en torno a los efectos que tendrán las nuevas indicaciones en materia de prescripción aprobadas en la Ley de Fármacos II. En ellas se ha validado la prescripción exclusiva por DCI (Denominación Común Internacional), es decir, los médicos solo podrán recetar medicamentos por su nombre genérico, limitando toda libertad del profesional de la salud para prescribir un fármaco alternativo.

Nuestra asociación valora la instancia legislativa que busca mejorar el acceso a los medicamentos y fortalecer la libre competencia en el mercado. No obstante, estimamos que estas indicaciones en nada solucionan el problema de fondo, muy por el contrario, reducirán el mercado de los medicamentos a unos pocos competidores, lo que traerá como consecuencia un alza en el precio de los genéricos.

En Asilfa proponemos que la prescripción por DCI sea obligatoria, con objeto de transparentar la información y mejorar el acceso a los medicamentos a todos los sectores de la población, pero siempre respetando la facultad del médico de poder definir y sugerir -de acuerdo a su experiencia clínica- un medicamento alternativo.

Alessandro Micheli

Presidente Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos

Comenta