SEÑOR DIRECTOR

En relación a la columna de don Mario Waissbluth titulada como esta carta y publicada el martes pasado, más allá de las descalificaciones altamente adjetivadas en contra de aquellos que están por el rechazo en el plebiscito de abril, creo conveniente señalar que, si bien es verdad que los índices uruguayos en la actualidad son similares a los chilenos -aunque levemente inferiores-, la verdad es que esos mismos números, hace 30 años, eran significativamente mejores que los nuestros lo que da cuenta del enorme progreso del país desde el regreso a la democracia, o sea desde la vigencia plena de la actual Constitución.

Pedro Pablo Correa F.

Comenta