Pandemia, ciencia y presupuesto: el necesario compromiso con Chile



Por Juan Manuel Zolezzi, rector de la Universidad de Santiago de Chile

La pandemia por coronavirus ha hecho patente la vital importancia de las ciencias para la sociedad.

En el contexto de la crisis sanitaria mundial, universidades y científicos de nuestro país han contribuido, oportunamente, a enfrentar la emergencia, contando con un Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MCTCI), creado en este mismo período de gobierno, y cuyo objetivo es “buscar y alcanzar mejores niveles de vida”. En este escenario, resulta preocupante que el presupuesto 2021 para esta cartera se reduzca en un 9%.

Ante esta paradoja, el Ejecutivo ha insistido en señalar que se presenta un aumento del presupuesto para el MCTCI. No obstante, este incremento no es tal, pues se genera por ajustes presupuestarios en la reasignación de las imputaciones de los institutos tecnológicos (IT) provenientes del Ministerio de Agricultura, como el INIA, FIA, CIREN, INFOR, y de otras carteras, como el caso del Instituto Antártico Chileno (RREE), la Comisión Chilena de Energía Nuclear y el Instituto Nacional de Hidráulica (OOPP).

En el presupuesto 2021, todos estos IT presentan una reducción de 7,9% en promedio, lo que significa que el Ministerio deberá administrar el déficit de cada uno de estos en adición a su presupuesto.

Esta reducción presupuestaria impactará negativamente a la investigación e innovación y a la sociedad en su conjunto.

Chile es una de las regiones con mayor radiación solar del mundo, pero su potencial no ha sido aprovechado al máximo al no invertir en investigación y capital humano avanzado. Hoy tenemos una nueva oportunidad con el hidrógeno verde. ¿Qué sería de Chile en 20 años más si hoy implementamos su uso? Hace ya 10 años que sostenemos que podríamos ser potencia energética.

El debate presupuestario nos brinda la oportunidad de aprovechar todo nuestro acervo para avanzar en I+D+i de base científica tecnológica y alcanzar el desarrollo. Ante esto, es clave no caer en equívocos. Lo esperable es que el gobierno que estableció la nueva institucionalidad con rango ministerial, mantuviera la prioridad en el impacto país y no en la estructura. Mientras, aspiramos a que la discusión del Presupuesto 2021 sea la oportunidad para que el Ejecutivo demuestre su real compromiso con el Chile de hoy y sus futuras generaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.