Para Entender: El temor a perder el empleo y los mitigadores


Es natural. El temor a perder el puesto de trabajo en tiempos de bonanza disminuye, en épocas de vacas flacas, aumenta. Pero el periodo que el mundo –literalmente- está atravesando producto de la rápida propagación del Covid-19, es excepcional. Nunca se había detenido de manera sincronizada la actividad de las potencias económicas. La recesión aguda es el único destino de corto plazo, similar a lo vivido en la Gran Recesión de 2008, o incluso a la Gran Depresión de 1929, según los economistas que uno cite.

En concreto, el desempleo alcanzaría dos dígitos hacia mediados de año en Chile, mientras que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que en el peor escenario de destruirán 25 millones de cupos laborales en el mundo.

Ante esto, las autoridades han implementado una serie de medidas que buscan aliviar, en parte, los impactos económicos de esta inédita acción de frenar en seco la actividad. En materia laboral, se ingresó un proyecto de ley, y en paralelo la Dirección del Trabajo ha publicado dictámenes para rayar la cancha en tiempos de coronavirus.

Lo más relevante es el proyecto de ley que permite que se suspenda el pago de remuneraciones a un trabajador en un contexto como el actual, como en caso de cuarentena, pero se continuará pagando las cotizaciones previsional e isapre. Luego de eso se restablece la relación laboral. En el intertanto, el trabajador podrá hacer uso de su seguro de cesantía, para así percibir el primer mes el 70% de su ingreso, y de manera decreciente en los que vienen. Si quieres revisar más detalles, puedes revisar este link:

También existe la posibilidad de pactar una reducción de jornada laboral y de salario, fracción que también podría ser compensada por el seguro de cesantía.

Por un carril distinto, el último oficio de la Dirección del Trabajo (dado a conocer ayer), estableció que el toque de queda o cuarentena son hechos fortuitos o de fuerza mayor, decretados por la autoridad que responden a una situación de emergencia sanitaria. Por ello, la empresa puede dejar de pagar la remuneración. Ante esta polémica, la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, explicó que la ley que se discute en el parlamento será retroactiva, es decir, para los casos en que no se paguen los salarios, se aplicará la ley, por lo que podrá hacer uso del seguro de cesantía.

En definitiva, la situación se ve compleja. Más si se considera que Chile ya venía con una anémica economía producto del estallido social del 18 de octubre. La esperanza de las empresas que querían levantar el vuelo a partir de marzo -después de un cuarto trimestre para el olvido-, se desvaneció. Sin embargo, existen algunos mitigadores para el impacto en empleos, como los de la aplicación del seguro de cesantía, así como también resulta interesante estudiar las facilidades que está ofreciendo el sector bancario.

Comenta

Imperdibles