Personas jurídicas y propuesta constitucional


SEÑOR DIRECTOR:

Un desafío de la democracia es generar condiciones necesarias para que los derechos protegidos por una Constitución puedan ser realidad. Ello requiere condiciones básicas: acciones constitucionales eficaces para exigir al Estado derechos asegurados y financiamiento de éstos. Se requieren acciones necesarias para hacer efectivos nuestros derechos, lo que se debilita en el proyecto. Se esperaba un fortalecimiento del recurso de protección y no una ineficaz acción de tutela.

Más grave resulta la regulación sobre la titularidad de derechos. La evolución constitucional marcó reglas para asegurar a las personas jurídicas en el resguardo de derechos, que por su naturaleza sean aplicables. Alemania reconoce derechos fundamentales a las personas jurídicas. En Chile se establece que la frase “La Constitución asegura a todas las personas” engloba a personas naturales y jurídicas.

El texto propuesto determina que las personas naturales son titulares de derechos fundamentales, reconociendo derechos colectivos de pueblos indígenas y no, en su caso, de personas jurídicas tales como organizaciones comunitarias, empresas, fundaciones o partidos políticos. Luego, al remitirse al catálogo de derechos, y en particular a cada uno de ellos, distingue expresamente aquellos derechos que son inherentes a personas naturales y también a las jurídicas, lo que parece algo atendible.

Nadie discute que una persona jurídica tenga derecho a salud o educación. Lo grave se encuentra en derechos donde expresamente solo se reconoce titularidad a personas naturales y no jurídicas, que son aplicables a estas últimas. Es el caso del derecho a la privacidad, asociación, de petición, acceso a información pública, al consumo y libre elección, a la producción de información, a la rectificación, al acceso a la conectividad digital, protección de datos y seguridad informática, creación, desarrollo, conservación e innovación de sistemas de conocimiento, pleno acceso a la justicia, proceso razonable y justo, entre otros.

El proyecto hace correcta distinción entre personas naturales y jurídicas en el derecho de propiedad y emprendimiento.

Esta diferenciación, desde el punto de vista de la hermenéutica, constituye un error, al dejar sin protección a las personas jurídicas respecto de ciertos derechos; lo que unido al debilitamiento en la tutela por medio de acciones ineficaces y el costo de implementación, pueden ser otro motivo de incerteza jurídica que afectará el desarrollo.

José Gabriel Alemparte M.

Francisco Orrego B.

Álvaro Villanueva R.

Abogados

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.