SEÑOR DIRECTOR:

Se ha sugerido en carta en estas páginas reemplazar el Simce censal -es decir, aplicado en todos los colegios-, por uno muestral, aplicado solo en algunos. Lamentablemente, dicho reemplazo solo serviría para cubrir una de las funciones del Simce actual (dar una idea de los resultados educativos a nivel nacional), pero deja otras fuera.

La más obvia es que, con pruebas muestrales, los directores y sostenedores no contarán con datos de su propio establecimiento, sino de un promedio de colegios similares al propio. Los colegios que lo rindan tampoco tendrán datos propios. Al no contar con sus datos, no podrán compararse con el año anterior, ni ponerse metas para el siguiente. Además, la experiencia de test muestrales internacionales indica que son proyectos de alto costo.

Pero el mayor daño se produce respecto de la información pública. Si no hay datos por establecimiento, los padres no pueden comparar resultados, y elegir el mejor establecimiento para sus hijos. Esta información, junto a otra que entrega la Agencia de Calidad fue utilizada por un 91% de los padres a la hora de seleccionar colegios, según datos del proceso de admisión escolar.

Daniel Rodríguez

Director ejecutivo de Acción Educar

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.