Una decisión indeseada



SEÑOR DIRECTOR

Políticos de izquierda y derecha han anunciado iniciativas que permitan a las personas el rescate total de sus fondos de pensiones. Si bien los argumentos son diversos, dichas iniciativas son irresponsables y reflejan la incapacidad de la clase política -ya sea por falta de liderazgo, oportunismo o visiones exageradas- para alcanzar acuerdos enfocados en el bienestar futuro de los chilenos.

Chile experimentará un proceso de envejecimiento acelerado de su población, que en su mayoría optaría por hacer retiros de sus ahorros previsionales para satisfacer “deseos” actuales con el costo de sacrificar necesidades futuras. Lo ideal son políticas públicas orientadas a satisfacer las necesidades de la población vulnerable sin afectar el ahorro de quienes no se han visto afectados por la pandemia.

El envejecimiento de nuestra población hace que un sistema de reparto no sea una alternativa financieramente sostenible para ofrecer pensiones dignas en el futuro. Más aún, desmantelar el actual sistema de pensiones sin uno alternativo significará una presión fiscal importante, la que potencialmente aumentará el riesgo país, disminuya la inversión y el crecimiento, reduciendo la capacidad de futuros gobiernos para financiar otros gastos sociales, por ejemplo, en educación y salud.

Finalmente, un retiro de la totalidad de los fondos tendría un efecto negativo en la profundidad, liquidez y desarrollo de nuestro sistema financiero, el cual ha sido fundamental para generar millones de empleos a través del fomento del crecimiento de pequeñas, medianas y grandes empresas.

Patricio Valenzuela

Académico Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas

Universidad de los Andes

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.