Aún no acaba la tempestad: qué tránsitos astrológicos nos trae diciembre




Hemos tenido un año muy intenso desde la vereda de la astrología. Nuestras vidas nuevamente han dado giros inesperados y cambios que eran necesarios para nuestro crecimiento espiritual, lo que ha sido dificultoso. Diciembre no será la excepción, que coronará el final de este 2022 con la presencia simultánea de Marte y Mercurio retrógrados.

Nadie podría decir que este ha sido un año fácil. Desde la cruda realidad de la guerra entre Rusia y Ucrania, el alza de precios, el cambio climático, los procesos sociopolíticos de emancipación de las mujeres en medio oriente; e incluso nuestro propio cambio de rumbo con el plebiscito sobre la propuesta de nueva constitución han dado señales claras de que el mundo como lo conocíamos ya no es el mismo. Este 2022 ha sido un gran y doloroso duelo de nuestra vida como la entendíamos.

Hasta el más profundo cimiento de nuestras vidas se ha remecido, dándonos paso a la incerteza respecto al cómo debemos proceder. Muchas de nuestras creencias más arraigadas han terminado por ceder, abriendo caminos oscuros que nos han sacado de nuestra zona de confort. La misiva de este 2022 ha sido quebrarlo todo, para que podamos encontrar dentro del sinsentido una luz nueva, una nueva esperanza, para los años que están por venir.

Los astrólogos hemos analizado los eventos del cielo con mucha cautela, pues sabemos que estamos en un período de descomposición. Mucho de lo que creíamos que podría suceder ha traído nuevas interrogantes, desde lo más espiritual a lo más técnico de nuestro quehacer. No obstante, también sabemos que estamos casi llegando a un portal que se abrirá en 2025, cuando realmente sintamos que el mundo ha dado a luz a una nueva realidad.

Este año lo abrimos con la retrogradación -un efecto visual respecto al movimiento de los planetas en el cielo, no un real fenómeno astronómico- de Venus en el signo de Capricornio, que coincidió también con Mercurio haciendo la misma danza figurada en el cielo.

En este signo, pudimos sentir que muchas de nuestras metas, objetivos y formas de estipular lo que son nuestras ambiciones se quebraron completamente. Ahora, este diciembre volveremos a sentir la fuerza de Mercurio retrógrado en Capricornio, que nos ayudará a darle un poco más de orden al puzzle cósmico que existe actualmente.

Desde octubre de este año estamos viviendo con fuerza la energía de Marte retrógrado en Géminis, lo que sin duda ha podido reformular planes y darnos una sensación de aún más incerteza. Este tránsito, que durará hasta comienzos de enero de 2023, nos llama a reconsiderar nuevas habilidades, herramientas y hacia dónde queremos poner el foco en las cosas. También nos pide que encontremos nuevas maneras de integrar el modo en que nos comunicamos, por cómo puede afectar a los demás. Un ejemplo claro de este tránsito es la confusión que ha traído el cambio de dueño de Twitter, que ha logrado incluso desplomar acciones en la bolsa de ciertos productos y servicios.

Marte y Mercurio retrogradarán al mismo tiempo durante las fiestas de fin de año, lo que sin duda podrá traer más de un dolor de cabeza. Serán momentos en los cuales deberemos redefinir nuestras propias traidiciones, así como lo que consideramos que nos honra en relación con los demás. Es un tiempo para abrirnos a encontrar nuevas maneras de expresar afecto hacia nuestros seres queridos y también para darle un significado diferente a lo que ocurre durante navidad y año nuevo.

Lo más importante para poder sobrevivir este diciembre es estar abiertos a cualquier cambio. Los planes pueden caerse, así como muchas costumbres. Es importante entender que adaptarnos a las circunstancias nos permitirá actualizar qué estamos viviendo y por qué. No es momento de quedarnos en la zona de confort bajo ningún motivo.

Estas épocas suelen ser de las más dolorosas del año, en donde sentimos con más fuerza la soledad o quiénes no están con nosotros. ¿Cómo en tu vivencia puedes integrar un significado diferente a estos momentos, sin que eso signifique tristeza o dolor? Inventarnos nuevos modos de habitarnos es también una buena manera para poder enfrentar estos momentos.

Ten cuidado con tus palabras y lo que quieras traer al espacio común. Marte retrógrado está haciendo un aspecto a Saturno, el planeta responsable de la disciplina y el trabajo arduo, así como también de los límites y restricciones. Es un buen momento para hacernos cargo de lo que le decimos a los demás, de lo que toleramos o no, de qué es lo que realmente significa compartir.

Es tiempo de reordenar lo que consideramos tradición, incorporando también lo que ha ocurrido durante este año, especialmente durante enero. ¿Qué se te vino abajo respecto a lo que eres y sientes? ¿Qué vínculos vivieron transformaciones y hacia dónde llegaron? ¿Qué metas o logros eran importantes para ti, que ya no? Todo esto nos puede indicar dónde hemos estado poniendo foco y cómo podemos abordar mejor estas fechas.

La fuerza de la energía Sagitario, que tendremos durante las tres primeras semanas de diciembre en aspecto tenso a Marte retrógrado, nos invita a repensar nuestras propias creencias y caminos de vida. Es posible que encontremos respuestas espirituales a preguntas mundanas, dándole paso a nuevos significados respecto a la vida que se vean claramente en el mundo concreto.

¿Quiénes son los tuyos? ¿Por qué? ¿Cómo te gustaría que acabara el año si pudieses elegir? ¿Cuáles son tus traidiciones favoritas y qué sentido les das? ¿Cómo puedes transformar lo que te importa en algo real, algo que sí exista?

Si estás de cumpleaños durante diciembre, ten por seguro que estarás reordenando tu propio camino de vida este 2023. Ábrete paso al cuestionamiento interno y a la aplicación de este en tu cotidiano, pues demostrará cuánto has crecido y cuánto has dejado atrás.

Lee también en Paula:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.