Blanquear tus dientes y dar brillo a tu pelo

Las recomendaciones y advertencias de una dentista y una estilista.




Paula 1002. Sábado 18 de agosto 2012.

Las recomendaciones y advertencias de una dentista y una estilista.

Blanqueamiento dental

Responde: Carla Lorca, dentista de la Universidad de Chile y máster en Odontología Estética Adhesiva.

Expectativas: el blanco absoluto no existe. El color de los dientes

oscila entre el blanco amarillento y el grisáceo. Un blanqueamiento aclara entre cuatro a cinco tonos.

Tratamiento: acudir siempre al dentista, quien aplica un gel de

peróxido de carbamida o hidrógeno, agentes blanqueadores ricos en oxígeno, que se activan con luz o láser, penetran en las estrías del esmalte y eliminan las manchas sin dañar. Los kits caseros contienen bajas concentraciones del agente blanqueador y no siempre cumplen con los resultados esperados. Los que venden en infomerciales

aumentan el riesgo de caries y manchas.

Sesiones: máximo cuatro, de una hora cada una, una vez a la semana.

En casa el agente blanqueador de uso nocturno se usa por 14 días aproximadamente.

Duración: es relativo, pueden ser años si es que el paciente no fuma

o consume café, betarraga o espinacas, cuyos pigmentos manchan.

Para quién: adultos sin caries, ni enfermedades en las encías como

periodontitis o con hipersensibilidad dental. Quienes tengan fundas, coronas o restauraciones deben cambiárselos después del tratamiento para uniformar el color.

Efectos secundarios: sensibilidad dental, leve molestia cuando

hay cambios térmicos, que es pasajera.

Cuánto cuesta: entre $ 90.000 y $ 300.000, dependiendo del número

de sesiones y de si el tratamiento es en la consulta o en la casa.

Pelo brillante

Responde: Marcela Rosas, de peluquería Glam.

Tratamiento: lo mejor es la queratina –distinta a la que se usa para el alisado– con una fórmula que imita a la queratina natural y que alinea las capas de la cutícula. Se aplica en peluquerías con un masaje capilar de veinte minutos y luego se enjuaga. En casa, es bueno terminar el lavado con un chorro de agua fría.

Sesiones: en pelos muy opacos y dañados se recomienda cada dos semanas durante dos meses. Una vez al mes en pelos que solo buscan brillo.

Evitar: los lavados reiterados ya que el champú elimina la grasa que otorga el brillo. Lo mejor es hacerlo día por medio. Hay que evitar el exceso de cremas de tratamiento, ya que la sobreaplicación de sérums y cremas para peinar satura la cutícula y esta deja de reflejar la luz.

Cuánto cuesta: $ 28.000 en salón Manuel Oviedo donde trabajan con Réflection, de Kérastase.

Comenta