¿Cómo potenciar el liderazgo femenino para el Chile del futuro?

En un dinámico panel de conversación, Izkia Siches, Mónica González y Elisa Zulueta hablaron entorno a liderazgo femenino y cómo incluir perspectiva de género en una nueva Constitución. Revisa aquí el webinar, moderado por Mónica Retamal.




¿Qué es lo primero que cambiarías de Chile? Esa es la pregunta que el proyecto colaborativo Nuestra Voz ha estado haciendo desde octubre del año pasado a mujeres de todo Chile, con el objetivo de recolectar opiniones para aportar al debate público.

Es la misma pregunta con la que Mónica Retamal, directora de Fundación Kodea, abrió el panel “Liderazgo femenino para la construcción de Chile del futuro”, ante lo que Izkia Siches respondió: “Lo primero que cambiaría sería la Constitución, y no en cualquier espacio, sino que en una convención constituyente paritaria, donde estemos muy bien representadas, con mujeres empoderadas que logren incorporar una perspectiva de género a cada uno de los elementos que constituyen nuestro país".

Este es, justamente, es uno de los temas centrales dentro de los 752 audios recibidos por Nuestra Voz, que se reúnen en el informe “Las primeras voces”.

Durante la conversación, que contó con la presencia de la destacada periodista Mónica González y la dramaturga y actriz, Elisa Zulueta, las panelistas coincidieron en que la transformación que está viviendo el país y el despertar en cuanto a las inequidades de género constituye un cambio de paradigma que no tiene retroceso. “No tengo ni una sola duda de que el futuro -que tiene que ser mejor y más justo, porque si no, no vale la pena, ‘con todos sino qué’- tiene que ser entre hombres y mujeres”, aseguró la reciente ganadora del Premio Nacional de Periodismo.

Según Zulueta, la diferencia más grande que ve entre los liderazgos masculinos y femeninos, es el sentido que se le da al poder. “Yo no veo a mujeres que estén llegando al poder por el hecho de estar en el poder, veo mujeres que quieren aunar necesidades, falencias, y que quieren reunirlas en un colectivo de necesidades que urge que sean vistos desde otro punto de vista, incluyendo los relatos e historias que han sido acalladas por tanto tiempo", afirmó la actriz. De hecho, la eficacia del liderazgo empático, compasivo y asertivo ha sido uno de las grandes lecciones que ha dejado esta pandemia, con casos de éxito en control de crisis como el de la Nueva Zelanda, Taiwán y Finlandia, todos países liderados por mujeres.

¿Y qué responsabilidades conlleva convertirse en un modelo a seguir para las nuevas generaciones de mujeres? La presidenta del Colegio Médico, quien lidera el listado de aprobación de personajes públicos con un 60%, según la última encuesta Cadem, cuentó que “intenta no marearse”, y que una de las fórmulas que más le ha servido y recomienda a todas quienes duden de asumir cargos, es tensionar a las instituciones para que éstas se adapten, en cosas que parecen tan simples como los horarios en que se hacen las reuniones -considerando que muchas mujeres tienen responsabilidades familiares que deben compatibilizar-.

Algo que las panelistas destacaron, cada una desde su área, es la importancia del trabajo en equipo y de elevar las voces tanto de compañeras como compañeros de trabajo. “Trabajar en equipo permite ir distribuyendo y teniendo un apoyo continuo (...) Yo tengo un muy buen equipo que me acompaña, que me dice cuando lo hago muy bien, pero también que tiene la confianza para decirme cuando lo hago muy mal”, aseguró la doctora.

Puedes revisar la conversación completa en este video, que incluye las preguntas del público y respuestas de las panelistas. Además, puedes enviar tu opinión sobre qué debería cambiar en Chile y cómo potenciar la participación de mujeres en todos los espacios, a través de una nota de voz aquí. También puedes revisar el informe en la página web de Nuestra Voz.

Comenta