La ganadora

La periodista Constanza Díaz, de 34 años, es la ganadora del Concurso de Cuentos Paula 2007, con Cuestión de genética, un texto crudo y oscuro, como todo lo que sale del teclado de esta escritora que tiene dos novelas inéditas bajo el brazo. Alfaguara editará un libro con el relato ganador y los nueve finalistas.




Es entre tinieblas donde a Constanza Díaz le gusta moverse cuando escribe. El relato con el que acaba de ganar el Concurso de Cuentos Paula 2007 es una de las historias oscuras y sórdidas que atrapa de la vida real y que moldea en su cabeza para crear personajes disfuncionales. La trama de Cuestión de genética, el cuento ganador, se centra en un hombre que abandona todo para dedicarse a cuidar a su hermano postrado y a punto de morir por una distrofia. Tales cuidados incluyen, por ejemplo, regalarle una prostituta como urgente consuelo.

Desde las sombras, también, esta periodista se ha convencido de que tiene dedos para las teclas. Hace siete años, y tras obtener el tercer lugar en un concurso de cuentos del Injuv, decidió autoeditar mil ejemplares de Mesa para uno, su primera novela.

"Escribo de lo que veo. Saco las ideas de las personas. Me gusta escribir temas extraordinarios de gentes con doble estándar, de personas sórdidas. Me gustan las historias fuertes", dice. Su primer cuento lo escribió a partir del suicidio del ex marido de una amiga. Era 1995 y Constanza estudiaba Periodismo en la Universidad del Desarrollo.Desde ese momento, y mientras trabajaba esporádicamente en distintos medios, la manía de escribir se convirtió en un hábito nocturno y silencioso, "Soy una perfeccionista y me puede pillar el plazo de entrega para un concurso corrigiendo el texto con el que voy a participar", dice. Esa obsesión hizo que en una época viajara sagradamente desde Concepción hasta Santiago sólo para asistir al taller literario del escritor Sergio Gómez. Con él primero y, más tarde, con Luis López Aliaga, aprendió el oficio de pulir lo propio. También el de seguir lanzándose al ruedo. Hace dos años, y mientras vivía en Estados Unidos, escribió su segunda novela. "Curiosamente, es una historia de amor y desamor, lo que no es usual en mi temática", dice. Pero matiza que la protagonista –una mujer separada de 36 años– tiene algunos de los aliños sórdidos que sazonan sus textos.

Con esta novela partió otra vez a las editoriales. "No me pescaron". La reescribió. La volvió a reescribir. Y mientras buscaba la perfección, se metió a internet para encontrar páginas sobre concursos de cuentos. Dio con el de Paula y mandó Cuestión de genética.

"Este premio es como un upgrade. Estoy segura de que ahora me van a valorar y voy a demostrar que escribir es algo serio para mí", señala. Tanto, que en este momento está sumida en la historia de un chileno que viaja a la casa de un soldado norteamericano que regresa de Irak, está alargando esa segunda novela aún no inédita y buscando un trabajo de medio día que le dé tiempo para hacer lo que le gusta: escribir en serio.

En la entrega de premios estará presente el jurado del concurso, integrado por los escritores Rafael Gumucio y Roberto Brodsky y la editora general de Paula, Carolina Díaz, además de la invitada especial para esta ocasión, la escritora norteamericana Nicole Krauss.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.