Consejos para perfilar las cejas en casa




Las modas van y vienen, y las cejas no se han salvado de estos vaivenes. El mundo de la moda y la belleza ha dictado por años qué se ve bien y qué se ve mal, por lo que hemos visto cejas finísimas en las portadas de las revistas, seguidas por unas tupidas. Luego llegó Instagram con la tendencia de cejas ultra perfiladas, dibujadas y marcadas, que varias intentaron imitar. Por fortuna, en la actualidad hay mayor libertad al respecto y tanto hombres como mujeres nos dimos cuenta de que podemos llevar nuestras cejas como queramos.

Dicho esto, existen ciertos parámetros que, si se quiere, se pueden seguir para que las cejas se vean simétricas y acordes a la proporción del rostro.

Primero que todo, hay que dejar atrás el mito que dice que sacarse las cejas con cera hace mal y que hay que preferir las pinzas. Pero sí hay que tener cuidado al usarla. “Cuando está muy caliente, la cera puede irritar la piel y dejar inflamado. Si le llega sol puede ocurrir una pigmentación post inflamatoria y dejar una mancha”, explica la dermatóloga Francisca Daza de Clínica Alemana.

La pinza es mejor que la cera a la hora de remover pelos de a uno ya que asegura mayor precisión, pero si se quiere ordenar un poco y “limpiar” el su aspecto, no hay problema con usar cera con cuidado.

Forma de la cara

Ya sea si prefieres las cejas gruesas o finas, la forma de la cara es una buena guía para saber cómo perfilarlas. Si tu cara es redonda, marca el arco de tal forma que queden angulosas y así den un efecto alargado al rostro.

Si la cara es cuadrada, las cejas bien marcadas y con ángulos fuertes ayudan a balancear los contornos, a la vez que las cejas más curvas se dan bien con caras con forma de corazón.

Las caras ovaladas se ven mejor cuando llevan las cejas con arcos suaves y no muy angulosos, mientras que los rostros alargados quedan muy bien con cejas más horizontales y planas, con poca curvatura hacia abajo.

La forma de la ceja

Hay tres puntos que debes marcar antes de empezar a perfilar tu ceja: el comienzo, el punto más alto (arco) y el fin. Dependiendo de la altura que le des al arco y lo angulosa que resulte la curvatura, va a depender la forma de la ceja.

Para calcular el comienzo de la ceja, se recomienda poner un lápiz o una brocha desde la aleta de la nariz que cruce el lagrimal del ojo y llegue hasta la ceja. Donde el lápiz toca la ceja se marca el comienzo.

El punto más alto de la ceja se marca usando el mismo lápiz o brocha fina, llevándolo desde la aleta de la nariz de tal forma que cruce el punto en el ojo donde termina la pupila y empieza el iris. El trazo se lleva hasta la ceja y en ese punto se marca el arco.

Por último, el punto final se encuentra llevando el lápiz desde la aleta de la nariz hacia el lagrimal externo, llegando hasta la ceja. Por proporciones, ahí es donde debería terminar.

Maquillar las cejas

Si eres principiante en esto, la recomendación es rellenar las cejas con un poco de sombra en colores gris oscuro a café, pero sin intentar darle una forma a través del dibujo. Si se tiene más experiencia, se puede usar un lápiz de cejas fino para ir marcando pelito a pelito, sin pintar como si se estuviera coloreando ni dibujando un trazado en los bordes, porque el efecto no va a ser natural.

Para que las cejas mantengan su forma durante el día y los pelos no se despeinen, se recomienda aplicar un gel traslúcido especial para este propósito.

Comenta