El sueño de la escolaridad completa: “No pude seguir estudiando porque mis padres no tenían los recursos, pero logré retomar a los 51 años”

Write Her Future (Escribe su futuro), es un programamundial de la marca Lancôme, que en nuestro país y junto a laCorporación CreceChile, ayuda a más mujeres a terminar suescolaridad de forma gratuita. Una acción social educativa queha permitido que muchas se sientan realizadas y empoderadas.




“Nací en un Chile olvidado, en la localidad rural de Hueima, en la comuna de Lanco en Región de Los Ríos”, comienza a narrar Luisa Huenumán (51). “Soy la cuarta hija de padres mapuches y me eduqué, en mi infancia, en una escuela pública. Hasta ahí llegábamos 70 niños con ansias de aprender, sin importar el frío, el que no tuviéramos zapatos, la ropa adecuada, ni cuadernos. Hoy, que han pasado varios años de esa época, todavía recuerdo con nostalgia a nuestro profesor, un profesional con gran vocación que llegaba todos los días en bicicleta y nos enseñaba con paciencia a cada uno de nosotros. Estuve en la escuela hasta los doce años, y pese a que era una muy buena alumna, no pude seguir estudiando porque mis padres no tenían los recursos. Recuerdo que ese momento fue frustrante porque yo tenía las ganas y capacidad para seguir haciéndolo. Desde entonces comencé a trabajar en el campo de mis padres, y cuando tuve 17 años me vine a Santiago como asesora del hogar”.

El testimonio de Luisa Huenumán se suma al de millones de mujeres que no han podido terminar sus estudios escolares por falta de oportunidades. Si bien en Chile la tasa de analfabetismo es baja (3,5%), sí somos una sociedad expuesta al analfabetismo funcional, es decir, a la dificultad para comprender un texto, llenar un formulario o ayudar a los hijos a hacer las tareas. Este problema -que afecta a más del 50% de la población nacional-, permanece invisible en nuestra sociedad e implica, entre otras cosas, una baja autoestima o desmotivación al momento de buscar nuevas oportunidades laborales.

Debido a esta realidad, es que Lancôme junto a la Corporación CreceChile lanzaron el programa Write Her Future, un programa mundial de la marca que en Chile enfoca sus esfuerzos en entregar un programa de nivelación de estudios a mujeres que no hayan logrado terminar su escolaridad, y que hoy tienen la oportunidad de retomarla de forma gratuita. Los cursos de alfabetización, educación básica y media tienen entre 8 y 10 horas de formación académica semanal. Incluyen talleres en grupo, tutorías personales y diversas actividades que favorecen el proceso educativo continuo, con el acompañamiento de profesionales expertos en todo momento.

“El modelo utilizado por CreceChile consiste en entregar a las estudiantes una línea académica efectiva con la que podrán completar su escolaridad y preparar sus exámenes ministeriales a través de los talleres multidisciplinarios y el programa de Nivelación de Estudios. Y entendiendo que cada persona es un mundo, buscamos favorecer el vínculo y adherencia al proceso educativo con el apoyo de un coordinador de Convivencia que se encarga de brindar apoyo y contención en este proceso educativo”, explica, Victoria Gómez, directora ejecutiva de CreceChile.

Al respecto, Caroline Reutter, Gerente de Marketing Lancôme Chile, señala que, “desde sus inicios, la marca ha afirmado que la felicidad es la forma más atractiva de belleza, representando una femineidad empoderada, libre y realizada. Su misión ha sido ayudar a las mujeres a buscar la realización personal y felicidad. Hoy quiere llevar aún más lejos este compromiso, apoyando a aquellos grupos de mujeres cuya independencia se ve más amenazada”. Iniciado en Marruecos, Tailandia y Guatemala, este programa también se está lanzando de forma simultánea en países como Francia, Panamá, México, Italia, Alemania y España; en este último país es apadrinado por la reconocida actriz Penélope Cruz.

En Chile el programa es apadrinado por la artista nacional Paz Bascuñán. “La educación es un factor clave para salir de la pobreza, porque ofrece más oportunidades a la hora de encontrar un empleo, independencia económica y aumentar la autoestima para afrontar los desafíos de la vida cotidiana”, comenta la actriz.

La historia continúa

Después de 39 años de haber dejado su escuela rural, a sus compañeros y a su profesor, Luisa Huenumán nunca imaginó que volvería al colegio a terminar su educación básica. Con emoción cuenta que un día que estaba en un paradero de micro, vio el afiche del programa de CreceChile y su hija (24), al observar su entusiasmo, la convenció de inscribirse. Ese mismo día, al llegar a casa, enviaron los datos solicitados y así fue como comenzó sus clases en una escuela de su comuna.

“En un comienzo estaba muy nerviosa, pero se me fue quitando. La experiencia me gustó muchísimo porque la gente que trabaja enseñando en este programa es voluntaria y tiene ganas de ayudar”, cuenta Huenumán. Durante el 2019, se esforzó por compatibilizar su trabajo y estudio, logrando con éxito graduarse de 7º y 8º básico. Sobre el desempeño como estudiante, Isaac Gajardo, profesor de Historia y Ciencias Sociales y Coordinador de Sede en CreceChile Quilicura, cuenta que “siendo una persona mayor, decidió volver a estudiar no porque tuviera alguna necesidad contractual. Ella era una estudiante con profundos conocimientos sobre el mundo, la historia y el lenguaje, que quizás no tenía la certificación, pero que se preocupó de leer e instruirse en diversas materias. Recuerdo que una vez me dijo: ‘Siempre me ha gustado aprender cosas nuevas para tener más temas de conversación. Además, saber de historia me permite conocer de dónde vengo’.

El docente cuenta que: “he aprendido mucho de Luisa, de su resiliencia, su amor por la vida, su deseo de superarse y demostrar que no hay edad límite para volver a estudiar. Lo más maravilloso es que su hija la incentivó a hacerlo y la ha apoyado en todo el proceso. Es un caso ideal para quienes trabajamos en educación de adultos, porque ella tiene redes familiares y laborales que la han motivado a continuar cuando ha tenido dificultades”, sostiene el profesional.

Actualmente, Luisa cursa el Primer Ciclo de Enseñanza Media (1er y 2do medio) en CreceChile. Debido a la cuarentena no ha tenido clases presenciales, y pese que en un comienzo se desmotivó por ello, hoy está concentrada en terminar sus dos ciclos de enseñanza media desde su casa y con la ayuda de su hija. “Amo este programa y encuentro que es el mejor porque se preocupa de la gente como yo, gente que quiere aprender”, cierra emocionada Luisa Huenumán.

Comenta