Encuesta global sobre aborto: El 36% de los chilenos lo apoya en cualquier caso




El mes pasado la multinacional de investigación de mercado Ipsos entrevistó a un total de 17.997 adultos de entre 18 y 74 años en Estados Unidos, Canadá, Malasia, Sudáfrica y Turquía, y entre 16 y 74 en otros 20 países –incluido Chile– a través de su plataforma de encuesta en línea Global Advisor. El objetivo de la medición era conocer la favorabilidad hacia la legalización del aborto en el mundo. Para eso, lo que hicieron fue pedirles a los encuestados que, de estas cuatro opciones, seleccionaran la que se asemeje más a su punto de vista:

1. El aborto debe permitirse en todos los casos en que una mujer quiera hacerlo.

2. El aborto debe permitirse en ciertas circunstancias, por ejemplo, si la mujer ha sido violada.

3. El aborto no debe permitirse bajo ninguna circunstancia, excepto cuando la vida de la madre corra peligro.

4. El aborto nunca debe permitirse, independientemente de las circunstancias.

De todos los países fue Suecia el que se mostró más a favor, con un 70% si se suman quienes eligieron la primera y segunda opción, es decir, un 44% estuvo a favor del aborto en todos los casos y un 26% en ciertas circunstancias. El país con los porcentajes más bajos de aprobación fue Malasia, con un 10% a favor del aborto en cualquier caso, un 14% bajo ciertas circunstancias y un 24% total.

En Chile, el porcentaje que aprueba el aborto en cualquier caso alcanza un 36% y el grupo que piensa que debe permitirse en algunas circunstancias como una violación, un 32%. “Si se suman ambos grupos se entiende que el apoyo a la idea del aborto en el país alcanza un 68% y esta cifra anda bien en el promedio de los 25 países medidos. En lo que estamos más bajos es en la posición más dura en relación a la aceptación del aborto que es estar a favor en todo escenario. Y ahí dialogamos bastante bien en lo que corresponde a nuestro continente, específicamente con Latinoamérica donde, en general, hay una visión mucho más conservadora respecto del aborto”, explica Alejandra Ojeda, socióloga y parte del equipo que entregó los resultados de la encuesta.

De hecho, cuando se desglosan las cifras por continente, se establece que en Europa un 58% está a favor del aborto en todos los casos, un 22% bajo ciertas circunstancias, lo que da un total de un 80%. Luego, sigue Norteamérica con un 47%, 24% y 71% respectivamente; Asia-Pacífico con 43%, 28% y 71%; Medio Oriente y África con 38%, 22% y 60%; y Latinoamérica con un 26%, 36% y 62%, lo que –según Ojeda– pone a nuestro continente como uno de los más tradicionales en esta materia.

Alejandra expresa que “es interesante lo que ocurre, porque cuando uno mira la cifra chilena de un 68% de aprobación, que se ve como alta, es bastante coherente con lo que hemos observado a través de todos estos años en la discusión sobre el aborto en el país, porque esto se ha ido midiendo sistemáticamente”. De hecho, en la misma encuesta se comparan mediciones anuales desde 2014. En Chile ese año la aprobación alcanzó un 65% y fue subiendo hasta alcanzar su peak en 2017 con un 75%. Al año siguiente baja a 71% y este año a 68%. “El valor más alto coincide con las movilizaciones en la calle y la discusión en el congreso sobre la legalización del aborto en las 3 causales –ley que fue promulgada el 14 de septiembre de 2017–, que es una tendencia que ocurre no solo en Chile. Si miramos las cifras en Argentina y cómo han evolucionado, también tienen su punto más álgido en el momento en que se lleva a cabo la discusión por hacer de este tema una ley”, dice Alejandra.

Lo que, mirado desde otro punto de vista, le podría dar más validez a esta medición. “El 68% de aprobación actual es un poco más bajo en la línea histórica que lo que ocurrió en 2017, pero actualmente nuestra agenda está abocada casi únicamente al tema sanitario. La discusión sobre el aborto no está presente y por tanto quienes contestan lo hacen sin que su visión se vea afectada por el entorno. De cierta manera podríamos decir que ese 68% es el apoyo más sincero del país hacia el aborto”, agrega.

Hombres y mujeres. Personas mayores y jóvenes

Otros de los datos que se cruzan en este informe son la edad y género de los encuestados. Y como conclusión general se determina que el apoyo o la oposición hacia el aborto no está mayormente marcada por estas variables. Por ejemplo, cuando se revisan las cifras, el género masculino dice estar a favor del aborto en todos los casos en un 40% y solo en ciertas circunstancias en un 28% lo que suma un porcentaje del 68%. En el caso de las personas de género femenino, la aprobación sin excepciones alcanza un 48%, solo en algunos casos un 24% y en total un 73%.

Según la socióloga, estas cifras demuestran que en los últimos años ha habido un proceso de concientización, se han visibilizado mucho más las brechas en materia de derechos y desigualdades entre hombres y mujeres. “No me cabe la menor duda que las distancias por género en materia de esta opinión se han ido acortando en el tiempo y esto es producto de una labor muy importante de movimientos feministas y de organizaciones sociales pro igualdad. En estas cifras vemos el reflejo de un trabajo importante que tiene muchos años de desarrollo”, dice.

Y lo mismo ocurre con las diferencias etarias o generacionales. En los menores de 35 años existe un 70% de aprobación hacia la idea de legislar sobre el aborto, cifra que baja a un 68% en el caso de las personas de entre 35 y 49 años, y vuelve a subir a un 72% en personas de 50 y 74 años. “Podríamos esperar que las personas mayores tuvieran una opinión más conservadora, sin embargo hay una reflexión importante. Hemos escuchado las opiniones de mujeres adultas mayores sopesando lo que fue su vida, sus posibilidades y su falta de posibilidades también, debido a todas las limitaciones legales y sociales que se imponen y los costos que les ha implicado aquello. Entonces en estas cifras se refleja la sensibilización sobre este tema que ha permeado también a generaciones mayores”, agrega Alejandra.

Y concluye que este trabajo, si bien pone foco en algo específico que es el aborto, se puede leer más allá y entender que temas como éste ponen en discusión cuestiones como la posibilidad que tienen las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo. “Dijimos hablemos del aborto, pero de cierta manera también dijimos hablemos de las diferencias que históricamente nos han marcado a hombres y mujeres. Ese también fue un objetivo del estudio”.

Comenta