Gorro de lana

Con fama de poco sentador, y relegado exclusivamente al invierno por años, el gorro de lana se reivindica en esta temporada. En las calles del Hemisferio Norte no hay quien no lo use y da igual si hace frío o calor. Manda como accesorio y como recurso para dar un toque de informalidad a una tenida sobria, o a hacer más llamativo un look callejero.




Paula 1117. Sábado 16 de marzo 2013.

Con fama de poco sentador, y relegado exclusivamente al invierno por años, el gorro de lana se reivindica en esta temporada. En las calles del Hemisferio Norte no hay quien no lo use y da igual si hace frío o calor. Manda como accesorio y como recurso para dar un toque de informalidad a una tenida sobria, o a hacer más llamativo un look callejero.

Los blogs de streetstyle están llenos de gorros de lana. Mujeres adultas y jóvenes los combinan con ropa de alta costura. Grandes y chicos, con y sin pompón, ajustados a la cabeza y otros más anchos, lo cierto es que el gorro de lana se ha apoderado de las calles.

A tal nivel, que su fuerte irrupción en el mundo de la moda ha llevado a que ahora también se use en días de sol. El desafío es importante porque no sólo basta con elegir uno estéticamente correcto –si existiese-, sino también obliga a aprender el modo de ponerlo y combinarlo.

$ 12.000, Fun-G, marca de la productora Fernanda Urbizu que trabaja exclusivamente con materiales nacionales. Cel 9824 8503.

Comenta