La genio de H&M

En las oficinas centrales de H&M en Estocolmo, revista Paula entrevistó a la diseñadora Margareta van den Bosch, pieza fundamental de la firma y responsable de que diseñadores como Donatella Versace y figuras como Madonna hayan lanzado colecciones a bajo precio con la etiqueta de la marca que hace unos días inauguró en Chile su primera tienda en Sudamérica.




Paula 1118. Sábado 30 de marzo 2013.

En las oficinas centrales de H&M en Estocolmo, revista Paula entrevistó a la diseñadora Margareta van den Bosch, pieza fundamental de la firma y responsable de que diseñadores como Donatella Versace y figuras como Madonna hayan lanzado colecciones a bajo precio con la etiqueta de la marca que hace unos días inauguró en Chile su primera tienda en Sudamérica.

En uno de los pasillos principales del aeropuerto de Arlanda, la puerta de acceso a Estocolmo, se ve una serie de retratos en formato gignate, algunos reconocibles por cualquiera, como el del ex tenista Bjön Borg, y otros menos populares a nivel internacional, pero que al estar allí y en esas dimensiones se subentiende que son grandes personalidades de la cultura sueca: la cantante Loreen, el director de cine Lasse Hallstrom, el chef Melker Andersson y Margareta van den Bosch, asesora creativa de H&M desde 2008 y, antes, jefa del departamento de diseño de la marca desde 1987.

Es Van den Bosch, quien en su actual cargo trabaja dos días a la semana en proyectos especiales de la marca. Con su visión de moda y credibilidad ha convocado nombres tan contundentes del diseño como Karl Lagerfeld, Stella McCartney, Roberto Cavalli, Sonia Rykiel, Lanvin, Versace y Martin Margiela para crear colecciones a bajo precio con la etiqueta H&M; lo mismo que a íconos del pop como Madonna, la editora de modas Anna Dello Russo, Kylie Minogue y Lana del Rey.

Esta mujer visionaria y de energía impresionante se pasea por las oficinas de H&M, ubicadas en el centro de Estocolmo, silenciosa, sin llamar en nada la atención. Tiene 70 años, viste casual y en su muñeca derecha lleva un brazalete muy llamativo, imposible de pasar por alto. "Iba a formar parte de la colección de Anna dello Russo, pero al final no fue y me quedé con el prototipo", cuenta con una voz casi inaudible, una voz que la grabadora apenas alcanza a registrar.

Estudió en la Escuela de Sastrería, luego en Beckmans School of Design. Después de años trabajando free lance y para varias marcas de su país e Italia, llegó al gigante del diseño sueco.

¿Qué te produce ver tu retrato en la puerta de entrada de Estocolmo?

Es muy halagador, por supuesto.

¿Qué te llevó a estudiar Diseño de Vestuario?

Es un interés que tengo desde niña, influenciada por mi padre, pintor, y mi madre y abuela que solían coser mucha de la ropa que usábamos. Ese interés nunca se ha ido. La moda me parece entretenida, inspiradora y sorprendente.

Desde tu época de estudiante hasta ahora, ¿cómo ves que ha cambiado el lugar que tiene la moda en la sociedad?

Antes, la moda no era accesible para todos y era dictada por las grandes capitales del fashion. Hoy, las tendencias y las inspiraciones vienen de todas partes del planeta y la moda es más democrática y menos dictatorial, lo que la hace más entretenida. Todo se trata de cómo tú interpretas una tendencia, cómo le das tu propio estilo y la haces propia dentro de tu look personal.

Y en términos culturales, ¿qué lugar ocupa la moda hoy?

Hoy, la moda es más considerada, es el arte del diseño y forma parte del interés de mucha gente, como el arte, la música o cualquier otro fenómeno cultural.

Margareta es una ferviente admiradora de Yves Saint Laurent. De hecho, en la más reciente colección de H&M "hay mucha inspiración de su colección Safari de los años sesenta, con la chaqueta que es mi favorita", dice la diseñadora.

¿Qué rol están jugando hoy los looks callejeros y los íconos de estilo en la generación de tendencias?

Ambos son una gran inspiración. Es cosa de mirar qué sucede en las semanas de la moda, de las que se destaca más qué visten quienes asisten –entre ellos algunos íconos de estilo– que lo que sucede sobre la pasarela.

¿Qué te parece el lugar que han adquirido los y las blogueras de moda en relación al histórico poder que han tenido las editoras de revistas?

Hay lugar para ambos. Estamos viviendo en una sociedad que tiene un ritmo muy acelerado, donde todos tenemos acceso a lo mismo y al mismo tiempo. H&M, por ejemplo, mostró vía streaming su primer desfile de la Semana de la Moda de París. Es agradable encontrar información disponible de manera inmediata, como la que proporcionan las blogueras, pero también es agradable sentarse a leer y mirar una revista e inspirarse. Me fascinan las revistas.

En términos estratégicos, ¿qué ganan grandes diseñadores como Martin Margiela o Donatella Versace al hacer colecciones a bajo costo?

Es tan bueno para ellos como para nosotros. Nosotros mostramos la fortaleza de nuestra idea de negocio, es decir, que el diseño no es una cuestión de precios, y ellos obtienen reconocimiento mundial.

Margareta van den Bosch y Karl Lagerfeld, cabeza de la casa Chanel. Juntos trabajaron en la colección de H&M que lanzaron en 2004.

Roberto Cavalli.

Versace.

Lanvin.

Comenta