Consejos para cuidar las uñas de las guaguas




Es algo extremadamente delicado que suele generar ansiedad en papás y mamás. Cortar o limar las uñas de las guaguas o de los niños aún pequeños, es toda una prueba de paciencia, pero también de concentración y sangre fría. Es lo más parecido, en términos parentales, a esa clásica escena de películas de acción donde el héroe debe decidir si cortar el cable rojo o el azul. Es tenso, pero hay que hacerlo.

Aunque intentemos evitarlo lo más posible, cuando son guaguas los niños y niñas tienden a llevarse las manos al rostro, y si sus uñas están largas y afiladas se van a terminar haciendo daño, pudiendo provocar incluso infecciones. Así como no hay un consenso en la comunidad pediátrica y cada especialista tiene su técnica, también hay papás y mamás que han elaborado mecanismos propios y que han resultado a la perfección. Aquí algunos trucos.

Primero, limar. Hasta los tres meses se recomienda preferir una lima suave de uñas y dejar las tijeras para más adelante. A esta edad las uñas no son largas, pero suelen tener filo a los costados, por lo que con una lima fácilmente se les puede dar forma.

Cortaúñas sí, tijeras no. La manera más fácil de mantener la forma de las uñas de los niños y niñas es con un cortaúñas. En el mercado existe una amplia variedad para resolver los distintos problemas a los que se puedan enfrentar papás y mamás. Por ejemplo, hay variedades que traen un seguro para no cortar de más, mientras que otras tienen lupas e incluso linternas incorporadas. De todas formas, una vez cortadas, es importante limarlas para que no queden filosas y la guagua no se haga daño.

El momento preciso. Si tu guagua está jugando animadamente, no es el mejor momento para cortarle las uñas. El ideal es buscar espacios de tranquilidad, mientras ve una película o justo después del baño, que es cuando las uñas están más blandas. Hay quienes prefieren hacerlo mientras las guaguas duermen. Si ese es el caso, preocúpate de tener suficiente luz y trata de empujar la piel de su dedito hacia abajo para evitar cortarlo.

¿Qué pasa si hay sangre? Significa que le cortaste un poco el dedo. Pero no vas a ser ni la primera ni la última persona a la que le pasa, y lo más probable es que no haya nada que lamentar. Revisa bien el daño, si el corte es profundo anda a Urgencias, pero si es superficial, solo presiona con gasa limpia y espera que pase. No los dejes con parches en el dedo, porque es probable que se lo traguen al chuparse.

Limpiar de forma adecuada. La Sociedad Chilena de Pediatría recomienda limpiar las manos con una gasa o toalla húmeda luego de haber cortado o limado las uñas. Explican que no debe quedar ningún resto de uña, pues aunque sean minúsculas, pueden resultar peligrosas y terminar en la boca o en los ojos.

Comenta