Scones de cheddar y tocino

Estos scones son ideales para un aperitivo acompañando una salsa de queso o de yogur natural.




Ingredientes para 4 personas

  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharada de polvos de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 9 cucharadas de mantequilla
  • ½ taza de crema
  • 3 huevos
  • 1 cebollín, cortado muy fino
  • 125 g de queso cheddar
  • 6 láminas de tocino
  • Papel mantequilla

Preparación

1. Precalentar el horno hasta que alcance 180°C. En un sartén derretir ½ cucharada de mantequilla y saltear tocino cortado en cuadrados pequeños. Agregar el cebollín y saltear hasta que esté un poco más blando pero verde, dejar enfriar.

2. En un bol mezclar el salteado anterior con el cheddar cortado en cubitos pequeños y espolvorear con una cucharada de harina. Combinar la harina restante con los polvos de hornear y la sal. Incorporar la mantequilla restante cortada en cubos pequeños y con la ayuda de un tenedor mezclar bien. Batir ligeramente 2 huevos con la crema y agregar a la mezcla de mantequilla y harina uniendo bien los ingredientes.

3. Añadir el cheddar con tocino y formar una masa pastosa y compacta. Verter la masa sobre una superficie enharinada y formar un círculo de 2,5 centímetros de espesor y dividir en 8 triángulos. Batir el huevo restante y con la ayuda de una brocha pintar los scones y ponerlos sobre una lata con papel mantequilla.

4. Hornear por 25 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

Comenta