6 pasos para que tu empresa avance hacia la evolución digital

Estar en constante interacción, aplicar la tecnología de hoy y redefinir el ADN de las empresas son algunos pasos para avanzar hacia la evolución digital, un concepto que comienza a popularizarse y que deja atrás el de transformación digital, que había sido ocupado hasta antes de la explosión por el home office debido a la pandemia.


El concepto de “transformación digital” ha ido dando paso al de “evolución digital”. El último año de pandemia aceleró la digitalización de la pequeña, mediana y gran empresa y hoy, un negocio que no ha dado el salto a la transformación irremediablemente ha quedado atrás, especialmente con las cuarentenas, donde el e-commerce y delivery son las únicas alternativas para seguir vendiendo productos a los consumidores.

La evolución digital tiene cinco niveles: analógico, principiante digital, intermedio digital, avanzado digital y líder digital. En mayo de 2020 se dio a conocer el último Índice de Transformación digital, estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago, PMG Businnes Improvement, y el Comité de Transformación Digital de Corfo, que mide el nivel de madurez y evolución en la incorporación de herramientas y prácticas digitales en empresas y pymes de nivel nacional, que reveló que el país pasó de Principiante" a "Intermedio Digital", con un avance importante de seis puntos porcentuales en comparación a la medición de base realizada en 2018. Las cifras 2020 aún están por verse, pero se asume que habría un avance importante en la materia.

El concepto de evolución digital comienza a masificarse y Francisco Guzmán, director de Claro empresas, dice que en la nueva campaña que tienen, apuestan precisamente por ese slogan. "Cuando la única certeza es que todo cambia, evolucionar, más que un desafío, puede ser una oportunidad. Por eso, en Claro empresas nos apropiamos del concepto 'Contigo en la evolución digital'", dice Guzmán sobre el nuevo claim que lanzaron este jueves en una campaña. "Queremos ser ese partner experto, que ayuda a las empresas a alcanzar sus objetivos mediante el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras y seguras, capaces de potenciar el teletrabajo, impulsar la colaboración entre sus empleados o cualquier desafío que tengan. Ese es nuestro compromiso y el mensaje que queremos transmitir a todos nuestros clientes", añade Guzmán.

¿Cómo avanzar hacia la evolución digital, una vez que muchas empresas ya tomaron el camino y lo reforzaron en este año en pandemia? Carlos Núñez, Consultor Ágil en Gestión de Creatividad para la Innovación en Leansight -especializada en Transformación Digital- y docente del Diplomado de Transformación Digital y las TICs de la Universidad Católica, entrega aquí seis pasos para avanzar en la evolución digital.

1.- Una empresa debe hacer un mapeo y entender los nuevos marcos de trabajo que hoy en día imperan. En términos de negocios, es importante saber que hay estructuras de capitalismo salvaje, que estaba la idea previo a la pandemia de vender por persuasión, pero hoy día hay que hacerlo por compromiso.

Las empresas deben entender también que el nuevo paradigma es el home office. "Tiene que ver con el fin del control de gestión. Las personas ahora trabajan por objetivos, no para cumplir un determinado horario ni por asistir a un lugar físico en específico a cumplir con sus deberes", dice Núñez. El trabajo ya no es un lugar donde hay que ir, sino algo que hay que hacer, popularizándose el concepto de que la oficina va contigo. "Y eso cambió las relaciones en las empresas, porque redefine la idea de liderazgo. Solamente será necesario ir a la oficina para ciertas reuniones de lineamientos, cumplir ciertos hitos, tener interacciones que permitan generar vínculos... Pero todo el resto del trabajo será home office en el futuro", apuesta el consultor.

Como ahora todas las problemáticas son nuevas -indica-, para tener un flujo de trabajo real, debes evaluar. Hacer encuestas de satisfacción, evaluación de servicio al cliente, cada tres meses, para definir dónde están los problemas. Por los cambios que han habido, universidades y empresas están 15 años atrás y deben ser capaces de formar a sus trabajadores en las nuevas necesidades. Todo el mundo tendrá que cambiar el mindset.

El líder de la firma, añade Núñez, tendrá que empezar a entregar total confianza a sus trabajadores, porque debes ser capaz de pensar que van a cumplir con lo que se les está solicitando, aún no estando en un mismo espacio u oficina. Es una parte muy relevante del mapeo y todas las empresas que fracasan o quiebran es porque no entendieron eso. El que triunfa, es porque captó la idea.

2.- Se debe de redefinir el ADN de las empresas, porque uno debe ver si sus estrategias convencionales realmente están aún funcionando en este contexto. Analizar si esas estrategias o medidas conversan con la nueva realidad y los cambios de paradigmas que hoy priman.

3.- El tercer paso es cocrear el nuevo propósito y los valores de la cultura organizacional que va a definir una nueva identidad para la empresa. Obviamente hay que comenzar a funcionar de otra manera. No se puede maximizar el valor de los accionistas, pasando a llevar los temas sensibles de las personas.

4.- Hay que decidir, primero teóricamente y como marco de trabajo, las formas en que vas a trabajar y cómo se va a mover tu empresa en cuanto a tecnologías para aumentar la creatividad. Todo el mundo dice que hay que ocupar metodología Lean, que hay que aplicar Scrum, o que hay que implementar mayor agilidad a los procesos. Otras, más humanas, están hablando de cómo tener una Redarquía, en vez de una Jerarquía empresarial; cómo desarrollar inteligencia colectiva, para hacer que todas las decisiones sean tomadas de forma participativa desde entendimientos compartidos. Esa es una gran conversación y todas las empresas se están capacitando hoy día en estos marcos de trabajo.

Al cumplir estos cuatro puntos, dice Núñez, lo que hiciste fue que todos expresaran de la manera más democrática posible sus miedos, temores y desafíos. Cuando asumes todo esto, aparecen las oportunidades de mejora. Cuando asumes que tienes problemas de Mindset, de flujo de trabajo, de clima organizacional, de cultura de trabajo... Aquí es donde se toman las decisiones importantes, en el cómo te preparas como líder a las personas para abrirse a todos estos cambios de estos temas.

5.- Hacerse cargo de las metodologías que usarás para el flujo de trabajo y la aplicación de la tecnología. Acá hay miles de nuevas tecnologías y aplicaciones, que son las que están diseñando la transformación digital, pero que no son exitosas si no has hecho el trabajo anterior. Están Slack o Odoo, que son frameware de trabajo, software de gestión de proyectos que permiten tener dashboards donde estás visibilizando todo. Es donde todos los departamentos conversan entre sí. En Odoo se indica, incluso, cómo esto está siendo facturable.

6.- Estar en constante interacción. Tienes que estar siempre en adaptación para mapear nuevamente el ciclo. Volver al punto uno. Las empresas tienen un presente, el futuro del presente (las adyacencias) y el futuro del futuro (la disrupción). “Kaufmann vende Mercedez-Benz en Chile, pero en el futuro del presente, cinco años más, están invirtiendo en otro negocio”, puntualiza Núñez. Son quienes están detrás de AWTO. Car sharing. Y lo hacen con autor Suzuki. Pasan de vender autos que en años su mayor ingreso será por auto compartido. Y el futuro del futuro está definido como “Soluciones de micromobilidad”, scooters y otras cosas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.