Apple lanza kit para que los usuarios reparen sus celulares

Foto: Apple.

La compañía estadounidense permitirá a sus usuarios reparar algunos modelos de iPhone. En paralelo, estudian nuevas tecnologías para sus AirPods, que podrían medir la temperatura corporal y ayudar a mejorar la postura.


Cuando en septiembre de este año la compañía estadounidense Apple lanzó su iPhone 13, los expertos en reparaciones rápidamente detectaron un problema. Si rompías la pantalla de tu teléfono y acudías a un servicio técnico no oficial para reemplazarla, perdías la función de reconocimiento facial. Esto ocurría por un pequeño chip incorporado dentro del cable que conecta la pantalla con la placa base.

Tras la polémica que suscitó este problema, la compañía anunció que ofrecería una solución que implicaría no sustituir ese chip para que el reconocimiento facial funcionara. Si bien no han anunciado fecha, se sabe que el cambio llegaría a través de una actualización de software.

Así, Apple parece ir cediendo cada vez más en ese tipo de restricciones. Ahora lo hace al anunciar el Self Service Repair, una modalidad con la que los propios clientes podrán reparar sus teléfonos gracias al soporte de la empresa.

“Creo que la apertura de Apple frente a este tema solo es positiva, ya que actualmente existen muchos repuestos alternativos que lo único que hacen es dañar un equipo noble y en muchas oportunidades es el comienzo de la pesadilla”, comenta Luis Tapia Villanueva, gerente general de MacTotal, dedicados desde el 2001 a la reparación de equipos de la marca.

La noticia viene empujada también por la administración del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que alentó a la Comisión Federal de Comercio a prohibir a los fabricantes de productos electrónicos restringir que las personas reparen sus dispositivos, ya sea por cuenta propia o a través de servicios técnicos independientes.

Pero el servicio de kits de reparación aún no estará disponible para todos los clientes. A principios de 2022 se lanzará en Estados Unidos, para luego extenderse a más países. Tampoco serán todos los aparatos los que se podrán reparar en esta modalidad. La compañía comenzará con los iPhone 12 y 13, de los que habrá acceso a herramientas y piezas oficiales de Apple. Las funcionalidades en que se enfocarán estos kits de reparación serán la pantalla, cámara y batería.

“Apple se quiere acercar aún más a los clientes, pero desde el lado práctico. Cuando uno quiere arreglar un Iphone, lo llevas a un distribuidor oficial y no lo arreglan de inmediato, entonces uno va a un servicio de terceros. Apple quiere acortar esa brecha de informalidad”, explica el experto en tecnología Mario Saavedra, conocido como @Macgenio.

Si bien, para Saavedra, hay una búsqueda de la compañía por fidelizar aún más a los clientes, también considera esto como un beneficio tanto para Apple como para los servicios técnicos no oficiales que ahora podrían acceder a estos kits de reparación.

“Si tú vas a una tienda distribuidora de Apple y llevas un iPhone que falló, lo mandan devuelta y Apple les paga por eso, porque compran todos los repuestos que están malos. O te pagan o te hacen un descuento por las partes nuevas. Ahí está el negocio”, añade Saavedra.

La empresa especificó, a través de su comunicado, que es importante leer el manual de reparaciones de manera previa, porque el servicio está orientado a clientes que tengan algo de conocimientos técnicos para realizar el proceso.

“En manos de un inexperto todo es complejo, por más que se vea fácil. Estas son máquinas nobles que deben ser tratadas de la misma forma. Nosotros llevamos 22 años solo reparando esta marca y hemos visto de todo”, dice Luis Tapia Villanueva.

Tras comprender el funcionamiento del proceso de reparación a través del manual, el cliente podrá hacer un pedido de herramientas y piezas a través de una tienda online que estará especialmente dedicada a este tema y donde se podrán encontrar más de 200 repuestos. Tras hacer la reparación, quienes devuelvan piezas para reciclaje obtendrán crédito para sus próximas compras.

“Apple está construyendo equipos casi 100% con material reciclado, entonces para ellos es super importante obtener lo que está malo para reciclarlo. Usan el aluminio para hacer nuevas carcasas”, señala Saavedra. “Yo pensé inmediatamente en el aumento del material reciclado que van a tener al abrir esto a todos los canales. Ellos solamente recolectan equipos y partes usadas por los canales formales. Imagínate que se abren a todos los canales de terceros que hay ahora, que pueden empezar a refaccionar equipos y piezas defectuosas de todas partes del mundo”, añade.

Apple y la salud

Pero los servicios de reparación no son lo único nuevo que ha anunciado Apple durante el último tiempo. A esto se suman nuevas funciones en el área de la salud que planean incorporar en sus aparatos a futuro.

Según el periódico estadounidense The Wall Street Journal, la compañía tecnológica está investigando el poder incorporar en sus AirPods funcionalidades relacionadas a la medición de temperatura corporal, la audición precisa y la postura corporal.

“Tenemos harto de eso en el mercado tecnológico. Y especialmente a Apple le ha ido muy bien con su aplicación iHealth y toda su gama de sensores asociados a la salud”, comenta Mario Saavedra.

Y es que desde el debut del primer Apple Watch en 2015, la empresa ha incorporado diversas funcionalidades que permiten mantener monitoreados variados aspectos de la salud. Por ejemplo, advierte de sonidos fuertes que pueden dañarte auditivamente, detecta ritmos cardíacos anormales, monitorea tu ciclo menstrual, e incluso te puedes hacer un electrocardiograma.

“Cuando tienes problemas de salud, al final todo el mundo sabe que lo mejor es que te compres un iPhone y un Apple Watch, porque el 80% de las cosas que tienes que monitorear van a estar monitoreadas. Pero cómo extendemos eso no solamente a los más necesitados, sino que como un tema de cuidado y prevención. Para allá va Apple también, a que tengas una vida sana y prevengas enfermedades”, añade Saavedra.

Estas tres nuevas funcionalidades que Apple busca integrar en sus audífonos funcionarían a través de sensores, al igual como ya lo hacen los clásicos Apple Watch.

“Es algo que se veía venir porque las personas tienen un mayor interés en su salud. Sin embargo, igual genera cierto riesgo porque las personas pueden confiar mucho en esos aparatos y terminan no concurriendo a un médico. Pero sí es un apoyo desde el punto de vista de la preocupación que las personas pueden tener por su salud, eso es importante y es normal que Apple empiece a buscar aplicaciones que puedan ayudarnos”, comenta la doctora Norma Contreras, de la Clínica Alemana.

Además, en esta misma línea, la compañía estaría trabajando para lograr que sus teléfonos iPhone puedan detectar síntomas de depresión o deterioro del sistema cognitivo.

A pesar de lo beneficioso que puede ser estar monitoreado por este tipo de aparatos, la doctora Contreras también ve una preocupación en cómo la compañía buscará implementar estas funcionalidades. “Sobre la función de la postura corporal, me parece un poco extraño, porque también hay que conocer el cuerpo de la personas. Muchas personas tienen vicios de postura, pero también alteraciones en la columna y ahí hay que acudir al médico”, señala.

Es por este motivo que la profesional dice que estos aparatos solo son una guía, pero que no reemplazan la visita a un médico cuando es necesario. “Tienen mucha utilidad en el tema del monitoreo, cuando vas a hacer un deporte, por ejemplo. Pero no en hacer algún tipo de diagnóstico, ya que son cosas muy individuales y no vale la pena que te estés confiando en un aparato que viene predeterminado”, define.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.