Cómo Japón perdió su rol en la tecnología más popular

El país del sol naciente quedó atrás en el liderazgo tecnológico, según la evidencia más cruda. Desde la falta de adaptación y los cambios del primer año de la pandemia, hasta los rankings de competencia digital dejan fuera al otrora país de tantos logros tech.


Estado Verde es un programa que se lanzó en Chile en 2019, que propone reducir al máximo el gasto extra en trámites y el quehacer administrativo de los órganos del Estado, todo con el fin de cuidar al medio ambiente. Entre sus propuestas, indica limitar al máximo el desperdicio de hojas para temas operacionales, porque si bien está el proceso de reciclaje, reducir desde el inicio el proceso es clave. Mientras esto pasó en nuestro angosto país, sin querer, se comenzó a potenciar aún más la construcción de un Estado más digital frente a la pandemia.

¿Y cómo se vivió del otro lado del Pacífico? En cuanto se dio por inaugurada la temporada de cuarentenas y el tan popular formato del teletrabajo no se pudo ejecutar en toda su amplitud, ya que la mayoría de las corporaciones niponas no estaban preparadas para los altos requerimientos digitales. Mucho tiempo después, el gobierno de ese país lanzó una iniciativa para lograr una “Agencia digital” consolidada en 2021, con el fin de mejorar los servicios públicos, el registro de datos y dejar atrás los sistemas tradicionales.

A pesar de jactarse de ser una nación innovadora, en 2018 sólo el 7,3% de los ciudadanos solicitaba algún trámite online, lejos de los datos de otras naciones con un perfil tecnológico.

En un comunicado oficial difundido este año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) asegura que “la pandemia ha subrayado la adopción desigual de la tecnología en Japón. A pesar de que es uno de los mayores usuarios de robots industriales y hogar de una importante industria electrónica, todavía va atrás en relación con otras economías en la adopción de la digitalización por parte de las empresas, el gobierno y el sector financiero”.

¿Sorpresa? Claro que sí. Revisando la caja de los grandes inventos que cambiaron nuestra experiencia tecnológica, varios aciertos de los últimos 30 años salieron del horno de Sony, Panasonic o Sharp, que permitieron poseer calculadoras de bolsillo, los relojes más entretenidos y el siempre bien valorado Sony Walkman.

Pero esta oscura lista de evidencia continua. Las marcas más exitosas de este periodo del nuevo milenio han seguido el alza, no así las provenientes de la isla nipona. De acuerdo con la OCDE, Japón ocupa el puesto 27 en competencia digital; en 2021, según IMD World Digital Competitiveness, se ubicó en el puesto 28º en el ranking de competencia digital, por detrás de naciones como Corea del Sur o Malasia.

¿Qué se viene? La contienda es desigual. Marcas como Apple y Samsung lideran el mercado con sus lanzamientos anuales en el área de terminales y tecnología que vende cientos de millones de dólares y obviamente no podemos dejar fuera a China como exportador de tecnología, que no deja de crecer en conquistar ese mismo segmento. ¿Podrá repuntar Japón? Quizás todo lo que sube algún día tiene que bajar y volver a subir para reclamar el puesto del más popular de la clase.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Yerka Yukich, de la Cámara de Comercio de Santiago; Álvaro Ramírez, de VTEX, y Catarina Parra, de Mamás Mateas, entregan consejos y hablan sobre las tendencias que se tomarán este gran evento para el comercio electrónico, el 3, 4 y 5 de octubre.